El Valencia Basket ha anunciado este domingo, 29 de enero, la rescisión del contrato de la alero australiana Rebeca Allen debido a sus problemas físicos que le han impedido debutar esta temporada con el equipo taronja.  Allen se rompió dos costillas en septiembre cuando jugaba con su selección el Mundia. En noviembre tuvo que ser operada del neumotorax que sufría porque no se reabsorbía como se esperaba. A principios de enero, el Valencia ya daba cuenta de que no evolucionaba como esperaba.

El comunicado emitido por el Valencia Basket explica los motivos de la decisión de no contar con la australiana:

"Los resultados de las últimas pruebas a las que ha sido sometida Rebecca Allen determinan que la jugadora debe continuar con su proceso de recuperación en tierras australianas. Ante esta situación, la internacional y el Club han acordado, buscando lo mejor para ambas partes, rescindir su contrato para la presente temporada, con el objetivo de que la jugadora pueda centrarse en tener una tranquila recuperación y volver a su mejor estado de forma".

El Valencia Basket concluye el comunicado deseándole suerte a su ya exjugadora: "El Club le desea mucho ánimo y fuerza a Rebecca Allen para afrontar los próximos pasos de una recuperación que está seguro de que le permitirá volver a disfrutar de las pistas muy pronto".

Asimismo, el Valencia Basket confirma que ya busca una sustituta en el mercado: "Valencia Basket, que seguirá muy atento a la evolución de la jugadora de cara al futuro, buscará por lo tanto un refuerzo en el mercado que le ayude a conseguir elevar el nivel del equipo en la parte decisiva de una temporada en la que una vez más el proyecto femenino está compitiendo por todos sus objetivos".