VALENCIA-MACCABI: PARTIDO DE ALTO RIESGO

"Los jugadores pedimos al club que nos diera su opinión sobre el partido"

Víctor Claver y Álex Mumbrú califican de "extraño y complicado" el choquede Euroliga ante el Maccabi de Tel Aviv

"Los jugadores pedimos al club que nos diera su opinión sobre el partido"

F. Calabuig

Pascu Calabuig

Pascu Calabuig

El entrenador del Valencia Basket, Álex Mumbrú, y su capitán, Víctor Claver, reconocen que el partido del miércoles frente al Maccabi de Tel Aviv (20:30 h), en la jornada 3 de la Euroliga, es "extraño" y llega "en una situación complicada, sobre todo, para el otro equipo". El encuentro ante los israelíes, que aterrizarán en València en las próximas horas envueltos en altas medidas de seguridad tras el conflicto destado hace más de una semana entre Hamás e Israel, ha sido calificado de "alto riesgo". El mismo contará con un operativo de 700 agentes de la Policía Nacional, repartido entre el pabellón y el resto de infraestructuras involucradas como serán el aeropuerto y el hotel de concentración del conjunto macabeo.

"Es extraño por la situación, y lo demostráis vosotros con más gente que nunca aquí en la sala de prensa", afirma Mumbrú, que asegura que "el club está haciendo todo lo que está en su mano para garantizar la máxima seguridad en la Fonteta y alrededores. Cosas, como la sucedida en Bélgica se escapan, yo quiero pedir tranquilidad, el partido se va a jugar e intentamos pensar en lo deportivo", añadió el técnico.

Al respecto, Claver indicó dijo que los jugadores tratan de "estar tranquilos dejando que el club y la Policía se encarguen de la seguridad" y quiso lanzar un mensaje de "tranquilidad" de parte del equipo a los aficionados.

En la Avenida de Hermanos Maristas la zona delimitada por la Policía ya es mayor de lo habitual

En la Avenida de Hermanos Maristas la zona delimitada por la Policía ya es mayor de lo habitual / Francisco Calabuig

"Ellos hacen el esfuerzo de jugar, faltaría que nosotros pusiésemos impedimentos"

"Es una situación complicada para el otro equipo, nos preocupa su situación. Hemos estado en contacto con jugadores -los excompañeros Jasiel Rivero y James Webb- y con el ELPA, donde hay un representante de cada equipo. Faltaría que ahora nosotros pusiésemos impedimientos para jugar. Ellos han hecho el esfuerzo de entrenar y seguir con la rutina lejos de Tel Aviv. Trasmitiría a la afición que intentemos dejarlo de lado y pensemos que es un partido de baloncesto, que venga a animarnos y que disfrutemos de este deporte", respondió el capitán 'taronja' cuestionado por la conveniencia de jugar el duelo ante el Maccabi, correspondiente a la jornada 3 de la Euroliga. 

Víctor Claver admitió que los jugadores del Valencia BC, en especial los extranjeros, han estado preocupados por lo que envuelve al partido tras la calificación del mismo de "alto riesgo". "Con dudas por saber qué era, qué implicaba el alto riesgo. Desde el vestuario hemos pedido al club que nos explicara la situación y nos diera su opinión sobre la organización del partido. Después de hablar las cosas, la gente ha entendido la situación y nos toca centrarnos en jugar", apuntó.

Álex Mumbrú, entrenador del Valencia BC

Álex Mumbrú, entrenador del Valencia BC / Francisco Calabuig

En la misma línea se manifestó Mumbrú: "Creo que debemos ser solidarios, si Maccabi viene con 12 jugadores, con las familias allí, con la situación que viven y vienen a jugar... faltaría que pusiéramos impedimientos. El partido requiere una seguridad especial, es de alto riesgo por lo que se está viviendo, las cosas obvias que se ven en redes y televisión, pero hay que poner cordura y tranquilidad. Va a ser un evento deportivo. No tendría sentido que no se tratara como de máximo riesgo"

En contacto con Jasiel Rivero y James Webb

Por último, Claver afirmó que los 'taronja' han estado en contacto con dos excompañeros como Rivero y Webb que juegan desde este verano en el Maccabi. "Desde que empezó todo hemos queriendo saber cómo estaban las familias, pudieron salir de Tel Aviv y desde la semana pasada han estado junto. Están preocupados, pero supongo que su club les ha puesto facilidades para que se sientan seguros y tranquilos en otro sitio con sus familias, tienen más ganas que nadie de jugar y sentir normalidad", dijo en referencia a la evacuación de los jugadores del Maccabi hacia Nicosia (Chipre), donde previsiblemente jugarán como local en la Euroliga.