En Carlos Soler hay madera, madera de centrocampista de leyenda para el Valencia CF. En Huesca el valenciano podría convertirse en el primer centrocampista en la historia del club que termina la competición de Liga con dobles figuras, es decir, diez o más goles y asistencias. Necesitaría dos pases de gol para hacer lo que ningún medio ha hecho con el Valencia en la Liga. Y una hazaña que solo dos han logrado, Gaizka Mendieta y Fernando, contando todos los partidos oficiales. Mendieta lo consiguió dos veces. Primero con 14 dianas y 17 asistencias en la campaña que concluyó en 2001 con el subcampeonato de la Champions, y dos años antes con la rúbrica de un golazo y una asistencia a 'Piojo' López en la final de Copa 1999 ante el Atlético (3-0) para un total de 12 dianas y diez pases definitivos. Fernando, en 1990, entre Liga y Copa, meses antes de viajar al Mundial de Italia con la selección española con una hoja de servicio a su equipo de 15 goles y 12 asistencias.

Hasta el momento, después de 31 partidos de Liga y dos de Copa, el ‘8’ del Valencia suma 12 goles (11 en Liga y uno en Copa) y nueve pases decisivos (ocho en Liga y uno en Copa). Siete de sus 12 tantos han llegado desde el punto de penalti, desde donde asumió la responsabilidad en nueve ocasiones con un porcentaje de acierto del 78 %. Tras la conclusión del duelo frente al Eibar (4-1), en el que anotó dos tantos y sirvió otro a Guedes, comentó: «Hay que estar ahí para hacer goles. Me propuse mejorar mis números de temporadas anteriores, que habían sido flojos en cuanto a goles. Ha sido una temporada complicada para el club, para los jugadores, la afición... Es una alegría sumar goles y victorias con el Valencia CF, que es el club que me lo ha dado todo».

En un año muy complicado, como él mismo evoca, Soler ha cogido galones. No ha rehuido de la responsabilidad de capitán y ha sustentado al equipo en compañía de José Luis Gayà. Cinco dianas de jugada, siete desde los 11 metros y protagonismo absoluto en las acciones a balón parado o en la conducción de las jugadas de ataque por el pasillo central como demostró el sábado. Día en el que también exhibió fuerza y habilidad como ‘llegador’ al área rival. Sus dos zarpazos fueron pisando la zona caliente.

En este Valencia 20/21 apenas los números de Carlos Soler se codean dignamente con la historia centenaria del club. Únicamente cinco centrocampistas puros -esa estirpe de futbolistas que emergen con la pelota en la zona central del campo, con el ‘6’, el ‘8’ o el ‘10’ a la espalda- acabaron una temporada oficial con mejores registros goleadores que los suyos a falta de la última jornada. Por delante de todos, un jugador del que Soler ha visto infinidad de vídeos cuando era un niño, Mendieta. El rubio del que aprendió el lanzamiento de penaltis rozó la veintena de tantos en la interminable temporada 99/00, en la que se comenzó conquistando la Supercopa y se acabó jugando la final de la Champions en París ante el Real Madrid. Después, el fino compañero de Puchades en los años 50, Pasieguito, quien encadenó cuatro años rebasando la decena de goles con aquel equipo del murciélago que le arrebató la Copa del 54 al Barça en Madrid.

La lista sigue con otro medio cuyo nombre se escribe también con letra dorada. Fernando, el cuarto goleador histórico de la entidad. El ‘Catedrático’ se hinchó a meter goles entre finales de los 80 y principios de los 90. En nueve de sus 15 años vistiendo la camiseta marcó diez o más tantos, y en tres de estas, 15. La serie de magníficos la completan Baraja, leyenda del Valencia del Doblete, y el alemán Bonhof, quienes se quedaron en 13. El tope en una campaña oficial de otros mitos como Claramunt, Saura y Buqué fueron 12 goles.

Las cifras de Soler han dejado atrás ya las 11 dianas de Parejo en 2015 y 2016, de Robert Fernández en 1983 y 1985, o de Solsona en el inolvidable 1979. Por detrás en esta faceta goleadora surgen grandes medios como Roberto Gil (10), Paquito (7) o Subirats (5)... Un capítulo aparte merecen mediapuntas como Silva (10) y Aimar (10) y el extraordinario extremo zurdo Vicente Rodríguez, autor de 15 goles fundamentales y nueve asistencias en la campaña 03/04.

Exclusivamente en la Liga, solo Vicente (12), Pasieguito (13), Mendieta (13) y Fernando (14) superan los 11 goles de Soler, que iguala así ya con Parejo, Claramunt y Robert Fernández.