La Conselleria de Economía Sostenible, cuyo titular es Rafael Climent (Compromís), reclamó este jueves las competencias sobre la decisión de prorrogar o suspender la Actuación Territorial Estratégica (ATE) de Mestalla al Valencia CF con el objetivo de que el club acabe el nuevo estadio. Y lo hizo poco después de analizar la solicitud de prórroga presentada por Peter Lim en una reunión que se celebró a propuesta de la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra. Al cónclave solo asistieron altos cargos de Compromís, tanto de Economía Sostenible como de la Conselleria de Política Territorial, además del coordinador general de alcaldía de València, Josep Bort. Los dos consellers Rafael Climent (Compromís), Economía; y Arcadi España (PSOE), Política Territorial, no estuvieron.

Según explicó el subsecretario autonómico Natxo Costa, una vez analizado el escrito de intenciones del Valencia CF -en el que pide a la Generalitat que se amplíe la ATE a 2026-, Costa advierte que la operación urbanística no concluye ni a finales de mayo, ni en agosto, con los 3 meses de gracia por el estado de alarma como hasta ahora se ha interpretado desde la concejalía de Urbanismo en manos de Sandra Gómez, y la conselleria de Política Territorial de Arcadi España. La mano derecha de Climent, presente en la reunión, señala que la vigencia es desde 2015 a 2025 al considerar que la primera fase de la ATE «es la única de todas sujeta a unos cumplimientos concretos e improrrogables, se ha cumplido tal como dice el informe complementario del Ayuntamiento de València, que ha enviado Sandra Gómez a la Generalitat».

Hasta 2026

Por otro lado, desde la conselleria de Economía creen que según la ley de contratos con la administración, al Valencia CF se le podría prorrogar la ATE tal y como ha solicitado hasta 2026 imponiéndole «una serie de condiciones y sanciones por los retrasos y demoras», así como nuevas garantías que acrediten que ahora sí, si se concede más tiempo a la entidad blanquinegra, cumplirá y terminará el campo de Corts Valencianes.

Sobre la otra opción que estaría sobre la mesa, que se dé por caducada la ATE, desde el departamento de Rafael Climent señalan que si se opta por no atender la petición de prórroga que ha efectuado el club, el escenario que se abre, probablemente, es que la actual directiva del Valencia CF recurrirá a los tribunales con el objetivo de judicializar el conflicto con las instituciones valencianas. Temen desde la conselleria que la consecuencia más inmediata de esto fuera que el futuro coliseo continuara sin acabarse, por mucho más tiempo, y con independencia de quién sea el máximo accionista del club. Esa obra «empantanada» se convertiría en un terrible lastre para la ciudad y para la propia entidad deportiva, según Natxo Costa.

Críticas

El concejal socialista Borja Sanjuán cargó contra Compromís y lo acusó de comportarse como «lobista» del máximo accionista del ValenciaCF. «Compromís no puede buscar excusas. Hay que exigir a Metiton que cumpla», aseguró el coportavoz del PSPV.