Vender a Jasper Cillessen no está en la hoja de ruta del Valencia para este mercado de fichajes. La prioridad es vender a otros futbolistas con mercado primero como es el caso de Gonçalo Guedes o Mouctar Diakhaby. Eso no quiere decir que el internacional holandés sea intransferible. Si hay una oferta importante por el portero y el club todavía tiene la necesidad de vender por equis millones la estudiará. Pero la idea inicial es que Cillessen continúe siendo portero del Valencia la próxima temporada. Es la intención del club y todavía más después de escuchar a José Bordalás en las primera reuniones para confeccionar la plantilla de la temporada 21/22. El técnico quiere que Jasper se quede: el portero de Bordalás es Cillessen. Lo tiene claro. Siempre y cuando el contexto económico lo permita. El entrenador valenciano quiere empezar a construir el Valencia desde atrás y el holandés le ofrece las mayores de las garantías bajo palos. Es su portero titular. Cillessen acaba contrato el próximo 30 de junio de 2023, tiene una de las fichas más altas de la plantilla y su polémica ausencia en la Eurocopa hará que, al menos, no se revalorice.

Parada la salida de Cristian

El Valencia ha hecho más movimientos en la portería en los últimos días. Como la renovación de Cristian Rivero. El de Gandia ha ampliado su contrato hasta 2024. Hasta aquí todo normal. El plan inicial del joven portero era salir cedido en busca de minutos de calidad. De hecho, ya se había abierto contactos con diferentes clubes para negociar una posible cesión. Todo eso se ha parado. El club ordenó al jugador que paralizara cualquier tipo de movimiento y le aseguró (en persona) que se quedaba en el primer equipo con más protagonismo del que había tenido esta temporada. José Bordalás tendrá la última palabra. El club dispone de los mejores informes de Cristian y tiene muchas esperanzas depositadas en el portero. El de Gandia además tiene el aval de José Manuel Otxotorena y ya ha debutado en el primer equipo en partido oficial. Lo hizo en Copa contra el Terrassa. Alcorcón y Sevilla. Dos victorias y una derrota en las que dejó buenas sensaciones. Lo único que le falta es jugar en LaLiga y el club quiere que lo haga en el Valencia. Así se lo ha trasladado. Bordalás decide.

La apuesta de Mamardashvili

Al mismo tiempo, la secretaría técnica se ha movido en el mercado para fichar (aún no ha firmado) un portero joven de 20 años que está llamado a estar a caballo entre el primer equipo y el filial. Es decir, competir con el filial y entrenar con Bordalás. Se trata del georgiano Giorgi Mamardashvili. El guardameta llega en calidad de cedido y con serias posibilidades de debutar pronto con la selección absoluta de Georgia. Es un portero espigado (1,97 m.) y el Valencia se ha guardado una opción de compra al término de la temporada 2021/22. La idea es que el georgiano haga la pretemporada con el primer equipo y entre en dinámica con Bordalás.

Jaume no contempla una salida

El Valencia y Bordalás quieren que Cillessen sea el portero. El club ha parado la salida de Cristian y ha apostado por Mamardashvili con posible rol de tercer portero. Son las conclusiones de las últimas reuniones en torno a la portería. Todos los caminos conducen a una pregunta: ¿Y Jaume Domènech? ¿El club tiene sitio para todos? El portero está tranquilo, tiene contrato (le quedan dos temporadas hasta 2023) y ganas para seguir capitaneando al equipo junto a José Luis Gayà y Carlos Soler. El de Almenara no contempla ningún tipo de salida en verano. La postura es clara: si el club de verdad quiere abrirle la puerta deberá traer ofertas interesantes. Lo que está claro es que Jaume no se quiere marchar. Al revés. Es ultracompetitivo y está deseando que arranque el día a día de la pretemporada para ponerse en acción y ganarse a Bordalás con rendimiento deportivo y liderazgo de vestuario.