Desde la llegada de Anil Murthy a la presidencia del Valencia, la mano derecha de Peter Lim en el Valencia no se ha cansado de meterse en líos. Uno tras otro. El más triste y duro para la afición fue en 2019, en una jornada contra el Alavés de LaLiga Santander en la que no aceptó las críticas de la gente y optó por mandar callar a toda la grada. Un gesto que dejó atónito a un Mateu Alemany que miraba sin creerse lo que estaba viendo y que era el reflejo de la ruptura afición-Meriton. Y un signo inequívoco de que desde la entidad no están muy por la labor de escuchar a la gente.

No es la única noticia en la que Anil Murthy se ha convertido en protagonista negativo. Entre sus 'highlights' aparece también la foto elegida para su Whatsapp durante el arranque de su etapa como presidente. Tampoco ayudaron sus declaraciones al medio The Athletic, en las que dejaba claro que pedía un entrenador que simplemente escuchara y siguiera las indicaciones al dedillo de la entidad. Llegó incluso a asegurar lo siguiente: «puede ganar la Champions, pero si no sigue las pautas de Meriton será despedido».

Tampoco ha sido positivo ver cómo Anil Murthy se ponía en contra a grandes iconos del valencianismo como Santiago Cañizares o Mario Alberto Kempes. No son los únicos.

Por último, el presidente también colgó algunos tuits apuntando a la afición y a los críticos con su gestión a los que llamó «falsos aficionados terroristas».

Sin papeles y con cero propuestas

«Estamos como en septiembre. La credibilidad y el crédito de Meriton está bajo mínimos en la sociedad valenciana». Con esas palabras, el president de la Generalitat dejaba claro que la reunión con Anil Murthy no había ido bien. Primero porque el mandatario valencianista se presentó sin papeles y simplemente pidiendo tiempo. Sin ningún tipo de seguridad futura. Y eso irritó a Ximo Puig. «El Valencia CF es un gran club, (...) pero Meriton no tiene crédito, sobre todo en esta situación», explicó. «No han solicitado un aplazamiento de la ejecución de la ATE, solo nos ha dicho la posibilidad de que en un futuro se prorrogue. Pero deben aportar documentación. La situación ha empeorado», destacó.