José Bordalás pretende hacer un Valencia CF a su imagen y semejanza, como ocurrió en el Getafe a lo largo de los cinco años en los que ocupó el banquillo madrileño. Es un hecho que el club de Mestalla tiene un bagaje histórico que resulta atractivo a cualquier futbolista que se precie, pero la economía es tanto o más importante. Y ahí es donde la entidad presidida por Anil Murthy hace aguas.

Según los primeros rumores llegados desde Madrid, David Timor sería una de las peticiones iniciales de Bordalás, extremo que desde SUPER, descartamos. De todas formas, no hablamos de un fijo en los 'onces' azulones, pero sí un habitual de las rotaciones. Muestra de ello son los 31 partidos entre LaLiga y Copa del Rey de los que ha sido partícipe esta temporada. Hablamos de un centrocampista de 31 años con contrato hasta 2022. Canterano del Valencia CF, estaría encantado de regresar a la que fue su casa. No es un jugador que mejore, en absoluto, a Racic o Soler, pero sí podría complementarse con ellos.

En cualquier caso, los deseos y aspiraciones de los 5.000 participantes en la encuesta de la web de SUPER, van en una dirección bien diferente a los deseos del mediocentro. El togolés Djené es el favorito de los valencianistas, con un 32% de los votos. El central no ocupa plaza de extracomunitario por el tratado de Cotonú, por lo que no sería un problema para confeccionar los onces. Con 29 años y contrato hasta junio de 2023, se encuentra en plena madurez y tiene capacidad para jugar en otras posiciones defensivas si hiciera falta. Su falta de centímetros (178) es un hándicap que solventa con una enorme potencia física. Parece más que complicado que el Getafe le facilitara una salida.

Cucurella es el segundo getafense más votado. Con un 18% de los votos, el internacional en categorías inferiores es un fijo en la banda izquierda y destaca tanto como lateral como interior. Tiene potencia y calidad para driblar rivales pegado a la cal. Este verano cumple 23 años y su contrato con los del Coliseum está firmado hasta 2024 después de abonar 10 millones al Barça para hacerse con sus servicios hace una temporada. Probablemente sería la operación más complicada de ejecutar.

El tercer hombre que completa el podio de deseados es Mauro Arambarri. El internacional uruguayo es un fijo en la sala de máquinas azulona. Lleva cuatro años en el Getafe después de que Ángel Torres abonara 2,15 millones para hacerse con sus servicios. Año a año fue creciendo y a sus 25 años es uno de los jugadores de moda de LaLiga en su demarcación. Con contrato hasta 2023 y un valor en la página especializada Transfermarkt de 20 millones, sería el fichaje favorito del 15% de los votantes. Nyom y Maksimovic se han llevado el guiño del 7%, mientras que el ex canterano valencianista Timor, el 2%.