El presidente Anil Murthy, el secretario técnico Miguel Ángel Corona, el técnico José Bordalás y su preparador físico y mano derecha Javier Vidal se reunieron este jueves en la ciudad deportiva de Paterna para empezar a dar forma al nuevo Valencia CF de la temporada 2021/22. Se trata de la primera reunión de «consenso» para planificar la confección de la nueva plantilla, aunque el club y el cuerpo técnico están en permanente contacto incluso antes de que el club hiciera oficial la contratación de Bordalás el pasado 27 de mayo. El entrenador vive pegado al teléfono durante sus vacaciones y está informado diariamente de todos los movimientos del club en el mercado tanto para salidas como para llegadas.

Bordalás es consciente de la delicada situación económica del club y asume desde el primer día que van a producirse ventas en verano, aunque no en forma de desbandada como el verano pasado. Nada cambia en el capítulo de salidas. La hoja de ruta sigue marcando a Gonçalo Guedes y Mouctar Diakhaby, en menor medida Kang In Lee, como prioridades de mercado para hacer caja. Bordalás cuenta con los capitanes José Luis Gayà y Carlos Soler y el portero Jasper Cillessen, aunque también sabe que no hay intransferibles en la plantilla y que una oferta importante puede cambiar los planes iniciales. El mercado y Peter Lim tienen la última palabra.

El Valencia necesita ingresar dinero para hacer frente al capítulo de fichajes con el «consenso» que no existió la temporada pasada con Javi Gracia. El club ha aprendido de los errores del pasado y, como Bordalás, es optimista en este sentido. De momento, se está trabajando en equipo. Solo es una fotografía, pero la imagen de la reunión es una declaración de intenciones. El técnico tiene claro el perfil de jugadores que quiere (comprometidos y competitivos) y también su rol. Bordalás no quiere más fondo de armario. Cree que la plantilla del Valencia es suficientemente larga. Lo que quiere el técnico es fichar titulares. El técnico solo quiere jugadores que mejoren el nivel y den un salto de calidad al equipo. Todo lo contrario que sucedió en el mercado de invierno con las llegadas de Oliva, Cutrone y Ferro. La posición prioritaria sigue siendo el central zurdo, como publicó SUPER, así como el mediocentro defensivo (no hay ningún jugador específico). El club también está obligado a salir al mercado en busca de un delantero tras la salida de Gameiro y Cutrone. Solo están Maxi Gómez, Manu Vallejo y Rubén Sobrino.