Ezequiel Garay no disputa un partido oficial desde el 1 de febrero, cuando el Valencia se midió al Celta de Vigo. Jugó 43 minutos antes de retirarse con lo que, a la postre, se supo que era una rotura del ligamento cruzado. El veterano central y el club estaban en plenas negociaciones para renovar el contrato, pero el argentino no aceptaba los términos que le proponía el Valencia CF. Tras la lesión, Anil Murthy asegura que mantuvo su intención de renovarle, pero en otras condiciones más adecuadas a las circunstancias. El jugador, por su parte, mostró en todo momento su descontento con el comportamiento del mandatario.

Han pasado 16 meses desde que colgó las botas. En principio no lo hizo de manera definitiva, pero entre la lesión y que no ha recibido ofertas en ninguna de las ventanas de fichajes posteriores, está por ver ahora si algún club se aventura a hacerle llegar una oferta que le saque del retiro. Sea como fuere, Ezequiel Garay todavía se presenta como jugador del Valencia CF... en su cuenta oficial de Twitter.

El central argentino siempre fue muy propenso a las molestias y/o lesiones y prueba de ello el hecho de que, aunque siempr mostró un rendimiento notable, no ha disputado 30 partidos ligueros desde la temporada 2006/07. Por entonces se trataba de uno de los zagueros más prometedores del mundo y destacaba con un gran nivel en el Racing de Santander. 31 partidos de la Liga en los que marcó 9 goles le puso en el escaparate y por eso el Real Madrid pagó 10 millones de euros para asegurarse su fichaje. Desde entonces, también pasó por el Benfica, el Zenit y el Valencia CF. Con los de Mestalla, sin ir más lejos, llegó a participar en 114 partidos oficiales.