La EURO en blanco de Guedes no afecta a los planes de mercado del Valencia CF. La idea del club sigue siendo firme: quieren vender al jugador. La hoja de ruta es clara de cara a un mercado en el que, de nuevo, la intención es la de ajustar balances con ventas y fichajes a coste cero o cesiones.

En el club entienden que el buen tramo final de temporada de Guedes es suficiente reclamo. Además, en las oficias del club siguen retumbando las declaraciones de su padre haciendo de menos al club y su silencio respecto al club o a su futuro. La piedra en el camino en el proceso de venta llegó con el nulo protagonismo del futbolista, que se marchó de la EURO sin un solo minuto con Portugal (de cuatro partidos en tres fue el descarte).

El Valencia CF considera que, al no haber jugado, se ha perdido la oportunidad de revalorizar a su activo. Pero esto no repercute de forma negativa en su cotización, que sigue intacta por los picos de rendimientos exhibidos en determinados puntos del curso, sobre todo al final. Guedes tiene mercado en distintas ligas y prueba de ello es el interés de clubes como la Fiorentina o los Wolves.

Oportunidad desperdiciada

Lo que también es una realidad es que el Valencia y Guedes han desaprovechado una oportunidad de oro para que el jugador se haya revalorizado. La EURO era una escaparate perfecto para llamar la atención de clubes que todavía no han llamado a la puerta del jugador. El Valencia tenía la esperanza de que el jugador fuera más protagonista en el campeonato con su selección después de comprobar el nivel que demostró en sus dos últimos meses en LaLiga. Sin embargo, no fue así. Gonçalo se marchó del torneo sin haber disputado ni un solo minuto contra Hungría, Alemania, Francia y Bélgica (octavos de final). Fue uno de los descartes habituales de Portugal y el seleccionador Fernando Santos lo dejó a cero. 

Guedes continúa siendo la llave para desbloquear el mercado del Valencia. Vender al portugués (sin malvenderlo) sigue siendo la prioridad del club en el mercado. El Valencia sabe que Guedes es uno de sus principales activos de la plantilla y desde dentro se confía plenamente en que acabe siendo la gran venta del verano. El club transmite tranquilidad y no tiene prisas por vender al jugador. La consigna del Valencia en el mercado continúa siendo no regalar a ningún jugador como sucedió el verano pasado. El problema es que el mercado no ayuda. Ni para el Valencia ni para cualquier club. 

Alivio económico

La gran ventaja del Valencia con respecto a hace un mes es que el club ha hecho caja con ingresos extra que no entraban en los planes iniciales. El triunfo de Dani Parejo y Francis Coquelin en la Europa League del Villarreal y LaLiga de Geoffrey Kondogbia con el Atlético dejaron dinero en Mestalla. El club también cuenta con un ingreso extra como el pellizco que percibirá por el fichaje de Rodrigo de Paul por el Atlético. Una cantidad cercana a los 5 millones de euros (15% de la plusvalía del traspaso) que reducirá notablemente el déficit del Valencia. El club también ingresará cerca de 1 millón por la presencia de sus internacionales (Gayà, Wass, Guedes y Cheryshev) en la Eurocopa. Esta inyección económica ayuda a equilibrar el balance contable de la temporada y supone un ligero alivio para las arcas del club en clave mercado: vender a Guedes es prioritario, pero no es tan urgente como hace un mes. 

Te puede interesar:

Malestar palpable

El Valencia prefiere esperar para no malvender a Guedes a la espera de que se reactive el mercado. Lo que tiene claro es no seguirá. Igual de claro lo tiene el portugués. Los dardos de su padre todavía retumban en las despachos del club. «Si no fuera por el club en el que está, los problemas que tiene el club, estaría bien. Solo brilla cuando hay un equipo que le permite brillar. ¿Se irá? No sé. Allí no hay Champions, no hay Europa League. Él allí está de más». El jugador tuvo la oportunidad de hacer un guiño cuando le preguntaron por el Valencia en la concentración lusa. Sin embargo, mostró cariño cero: «Lo que pasó (en València) ya no interesa». Toda una declaración de intenciones.