El Valencia CF estuvo rápido y no tardó en contactar con el Real Valladolid para hacerse con los servicios de Marcos André, futbolista que no quiere jugar en segunda. 

El conjunto de Pucela, recién descendido, necesita dar salida a futbolistas y el brasileño gusta mucho a Bordalás. El club de Mestalla está en contacto y la consulta va a más; ya se habla incluso de una cantidad por la que podría haber acuerdo: algo superior a los cuatro millones de euros.

Te puede interesar:

Pero no sólo el Valencia quiere al delantero brasileño del Valladolid. También lo pretenden el Osasuna, Krasnodar, Espanyol, Getafe, Cádiz, Mallorca y Elche. El brasileño quiere dejar el club para jugar en una categoría superior pero el Valladolid no está dispuesto a dejarlo escapar a cualquier precio. Comenzó pidiendo diez y sus pretensiones han bajado, pero tocará negociar para llegar a un acuedo.

A pesar de la grave lesión que le hizo perderse gran parte de la temporada pasada, su innegable irrupción no ha pasado desapercibida para los equipos de La Liga.