Los clubes que quieran sacar a Héctor Herrera del Atlético de Madrid ya saben sobre qué precio podrían hacer que los colchoneros accedieran a dejar marchar al mexicano: siete millones de euros. El futbolista de Tijuana, aunque ha tenido buenos tramos de temporada durante su estadía en el Wanda Metropolitano, no ha podido hacerse con la confianza de Diego Pablo Simeone

El jugador ha sido vinculado al Valencia C.F. en las últimas semanas y lo cierto es que el centro del campo es una de las posiciones marcadas en rojo para reforzar la plantilla que entrena José Bordalás. La demarcación está bajo mínimos y solamente cuenta con dos futbolistas específicos: Carlos Soler y Uros Racic, además de los complementos de Daniel Wass y Koba Koindredi, cuyo futuro en la entidad no está nada claro. 

Mauro Arambarri es el favorito del técnico alicantino, pero su precio continúa siendo prohibitivo para las posibilidades de mercado del club de Mestalla. La última cumbre qe tuvieron en Getafe, el presidente Ángel Torres lo tasó una cifra a la que el Valencia no puede llegar.