No hay ninguna duda: el fichaje clave del Valencia CF es el mediocentro. Está decidido que el mayor esfuerzo será en el ‘6’, aunque el fichaje del centrocampista no será inmimente. Es la pieza indispensable en el engranaje de Bordalás. Y la idea, dentro de las condiciones de mercado, es apuntar alto. El objetivo número uno es Arambarri. Difícil, pero no imposible. Y si no es él será otro futbolista contrastado y del agrado del entrenador. De las alternativas encima de la mesa, la del exlevantinista Jefferson Lerma destaca sobre todas las demás. 

Tanto el colombiano como el uruguayo están locos por la música y haciendo fuerza. Ambos parten con ventaja sobre otras opciones a las que como a Omar Mascarell no se les ha cerrado la puerta. La lista que se le ha presentado a Bordalás es extensa, lo mismo que los sondeos. Y decide el mister.

Arambarri es la prioridad pero el problema es el tiempo. De momento Ángel Torres no baja sus pretensiones y no se trata de una operación con el cartel de inminente. Hay una estrategia soterrada desde que el presidente aireó que Bordalás lo había llamado y desde entonces las palabras se miden al milímetro, aunque el técnico nunca ha negado su interés. El jugador también ha alimentado el fuego recientemente con unas declaraciones en su país. 

La opción de Lerma para el Valencia CF

Lerma es la principal alternativa a Arambarri siempre y cuando sea una operación de bajo coste. El colombiano, que se estaba entrenando con el Bournemouth en Marbella, ha vuelto a València (ya estuvo hace una semana y ha vuelto por lo mismo, por motivos personales y con permiso de su equipo) y en las últimas horas su representante ha publicado una foto en la que se les ve juntos en el Mercado de Colón.

Pese al “tic tac” que acompaña a su publicación, la realidad es que en estos momentos no hay ninguna negociación en marcha y de hecho toda la plana mayor del club se encuentra ahora mismo en Oliva. Se han mantenido conversaciones con el entorno del colombiano; lo mismo que con el Getafe por Arambarri. Y sea como sea, el tiempo con Lerma y Arambarri corre en favor del Valencia y en contra de Getafe y Bournemouth.

Te puede interesar:

Lerma quiere salir del Bournemouth para volver a la ciudad en la que mantiene su entorno de la época del Levante, pero económicamente los ingleses exigen cuatro millones por la cesión y una opción obligatoria de 15. Se mantiene el interés, que viene de meses atrás, pero no hay prisa.