La figura del ‘6’ concentra gran parte de los esfuerzos de Bordalás y e Valencia CF en este mercado de fichajes. La misión es reforzar el centro del campo y es que para el técnico es fundamental esa parcela. Así lo ha sido en todos sus equipos y en el pasado más cercano el mejor ejemplo es el Getafe. Maksimovic y Arambarri han sido las figuras más icónicas de una parcela que ha definido desde el centro el carácter y la idea de ese equipo azulón. Siempre cerca de la defensa, cerca de los hombres de ataque, de la banda y ayudas constantes a los laterales cuando se incorporaban al ataque. En definitiva, el equipo se contruye de atrás hacia adelante sí, pero con especial importancia a la medular. Eso lo tiene claro el técnico y por eso mismo el Valencia CF se mantiene a la espera en el mercado en busca de cerrar una incorporación del agrado del técnico. Como ha sucedido con Alderete, el ADN ‘bordalesco’ tiene que estar presente y a partir de ahí se tratarán de cerrar las operaciones en el mercado.

En el caso de la medular parece claro que es ahí donde se intentará gastar más dinero o lograr un jugador más hecho. Por eso el club aún no ha descartado a Arambarri, operación compleja y casi ‘imposible’, pero no tumbada al cien por cien. Bordalás quiere esperar, conoce al jugador y sabe lo que puede aportar. Además, en clave jugador, el uruguayo reconoció hace unas semanas que aunque quiere seguir en el Coliseum, Ángel Torres puede hacer caja con él. No será fácil en el Valencia CF entrar con fuerza en el mercado si la operación salida no se desbloquea y es que por esos ingresos pasan todas las opciones de poder ‘atrapar’ al medio charrúa, quien sufrió un golpe este verano quedando fuera de la lista para la Copa América. 

La sintonía entre jugador y entrenador, lógicamente, es total y es que Arambarri ha disfrutado en Getafe de su segunda experiencia en Europa tras una primera ‘fallida’. La adaptación al Girondins no fue positiva por juventud y por confianza del técnico pero con el actual jefe del banquillo de Mestalla todo cambió. Un total de 27 partidos en su primer curso y a partir de ahí siempre ha jugado más de 30 encuentros por temporada en LaLiga Santander. Ha sido uno de sus bastiones. Y lógicamente si hay que esperar, aunque finalmente no se consiga su fichaje, Bordalás esperará lo necesario.

Lerma es otro de los actores que han entrado en escena. El pivote colombiano no quiere seguir en el Bournemouth y el Valencia CF ha tanteado su situación. ¿Hasta dónde? El club ya sabe más o menos en qué términos podría acometer el fichaje del ‘cafetero’, aunque el precio, por el momento, está lejos de lo que puede acometer. La entidad inglesa pagó por él un total de 30 millones de euros y la realidad es que no le dejará salir tan fácil, aunque se buscan fórmulas. En cualquier caso, la del colombiano es una de esas muchas alternativas que ha preparado el Valencia CF en caso de que la primera, Arambarri, no pueda desbloquearse. Algo similar pasó con Omar Mascarell. El centrocampista del Schalke 04 es otro perfil de jugador en lo económico, porque el cuadro alemán pondría más facilidades que en el caso de Getafe y Bournemouth.

Defensa y ataque

Te puede interesar:

El objetivo de firmar a un futbolista para esa zona de pivote va enfocado a ambas fases del juego: ofensiva y defensiva. Bordalás tiene claro que el equipo debe defender en bloque y partirse menos que el curso pasado. Los jugadores están demostrando una gran actitud y están siendo exprimidos en lo físico para llegar a ese arranque de curso al máximo. Con centrocampistas de su perfil, el técnico encontrará ese punto de apoyo para lanzar la presión más alta, subir unos metros y robar más cerca de la portería rival. Necesita jugadores que anticipen y la den en pocos toques. Y los pivotes que han sonado hasta la fecha encajan. También están capacitados para defender en campo propio.

De los tres pivotes que han sonado en el Valencia CF, ¿Cuál ficharías?

  • 1289
  • 337
  • 245