Es habitual que las lesiones aparezcan a lo largo de las pretemporadas, ya que la inactividad juega malas pasadas. Y, en el caso del Valencia CF, el hecho de que llegue un nuevo entrenador de las características de Bordalás hace que los jugadores tiendan a darlo todo en mayor medida.

Jaume fue el primero en caer esta semana y es duda para el próximo duelo frente al Cartagena el sábado en el Puchades. Cillessen, que jugó los 90 minutos frente al Villarreal y es el presumible titular para el técnico esta campaña, sigue gafado y un problema muscular le podría dejar fuera de los terrenos de juego durante un par de semanas. Rivero y Mamardashvili ganarán protagonismo en pretemporada.

Además del guardameta holandés, este jueves también quedó fuera de combate Uros Racic antes del partido y cuando se presumía vestido de corto. No es grave y afecta al gemelo de su pierna derecha por culpa de una sobrecarga. En cualquier caso y dada la cercanía de las fechas, no es segura su participación en el partido del sábado.

Por último y ya sobre el césped frente al Atromitos, el primero en caer fue Yunus Musah tras ser cazado con dureza y sin opción de jugar la pelota por el brasileño Bedinelli. El estadounidense tuvo que ser sustituido antes del descanso. Ya en la segunda parte llegó el turno de Vicente Esquerdo, que apenas aguantó un puñado de minutos antes de tener que retirarse tras una acción fortuita sin contacto con balón ni rival.