El Valencia CF se impuso al débil Atromitos en Paterna en un partido en el que se mostraron las dos caras de un equipo con mucho por hacer. Vallejo y Jason marcaron pronto en lo que parecía estar destinado a convertirse en una goleada, pero hubo que esperar hasta la recta final para que Guedes hiciera el definitivo 3-0.

Plantó Bordalás un once tipo de estas citas veraniegas. Jugadores del filial como el defensa Menargues (lateral izquierdo de emergencia) o el recién fichado Diego López, salieron como titulares. Diakhaby portó el brazalete de capitán ante las muchas ausencias que obligaron a formar un trío en la sala de máquinas con Hugo, Yunus y Jason. Normal que Bordalás insista en la llegada de un 6.

Un buen movimiento de Diego López en el área le sirvó al atacante para meterle el pase de la muerte a Manu Vallejo, que lograba de esta manera abrir la lata griega. Era el minuto 12 y poco después fue Jason el que mandó el cuero al fondo de la red con un zurdazo. Estaba siendo un entrenamiento que se jugaba en la parcela helena. En un abrir y cerrar de ojos, Yunus perdonó un gol cantado y el linier anuló el 3-0 de de Manu a pase de Jason.

El Atromitos no encontraba la forma de parecer superior a un equipo como los que camparán esta temporada por la 1ª RFEF y por ello optaron por repartir patadas hasta en el carnet de identidad. Sin ir más lejos, el brasileño Bedinelli debió haber sido expulsado después de un entradón sobre Yunus. El internacional estadounidense se retiró lesionado y entró en su lugar Adrián Gómez, pero con ello prácticamente se llegó al descanso. Ahí cambió el partido.

Cambio radical del Atromitos tras el descanso

El segundo acto levantó el telón con numerosos cambios en todas las líneas. Un poquito de cada, pero sorprendiendo con los primeros minutos de Guedes a las horas de aterrizar en València. Como era de esperar, la primera que tocó el luso la convirtió en disparo. Infructuoso, eso sí.

El conjunto griego salió más enchufado del banquillo y empezaron a acercarse peligrosamente a las inmediaciones de la portería del debutante Mamardashvili, que asombró a propios y extraños con un par de paradones salvadores. Tan firme con los guantes como inestable con las botas. Guedes, con una gran jugada, sirvió un gol en bandeja a Adrián Gómez que desperdició. Entretanto, Vicente Esquerdo también se retiró lesionado al poco de saltar al verde.

A la segunda no perdonó Guedes. El luso recibió dentro del área y mandó el cuero a la escuadra. Era el tercero y por dos centímetros no entró el gol de Fran Pérez en una rápida contra que le dio demasiado tiempo para pensar al prometedor canterano valencianista. Poco después volvió a dejar una gran jugada. Al final, 3-0 de un Valencia con mucho trabajo por hacer frente un rival que abusó de las patadas y dejó un preocupante parte de guerra.

39

Las mejores fotos del Valencia - Atromitos JM López