Estaba siendo el mejor jugador del partido. Yunus Musah ha recuperado su espacio por la zona central del campo, corriendo con la pelota y traspasando líneas enemigas. Y, en una de estas, fue cazado por la dureza de Bedinelli. El centrocampista brasileño del Atomitos vio una amarilla que debió ser roja, pero ya se sabe que en los amistosos está muy caro impartir esa justicia.

Tras ser atendido y a falta de confirmación oficial sobre su estado físico, Yunus tuvo que retirarse cojeando. Adri Gómez entró en su lugar.