El Valencia de Bordalás se construye desde atrás. Aunque no es menos importante el frente de ataque. Durante su etapa en Getafe la doble referencia en punta le ha supuesto muchos éxitos. Y es que para Bordalás es fundamental que los delanteros tengan olfato, huelan la sangre y tengan la mayor efectividad posible. Cada fogonazo del equipo tiene que traducirse en goles. Además de trabajo, brega y sacrificio para cazar todo lo que pase por el área.

En Getafe Bordalás formaba con dos puntas de confianza como Jorge Molina y Jaime Mata. En la recámara siempre quedaba Ángel, que la pasada temporada fue titular con la salida de Molina. Esa dupla ofensiva del sistema de Bordalás es inamovible y estratégica en el desarrollo de su plan de juego. Ahora mismo en la plantilla cuenta con cinco opciones para ese puesto. No obstante el club sigue pendiente de Marcos André, un punta que le gusta a Bordalás y por el que ya se ha hecho una primera oferta. Mientras Guedes, Maxi, Vallejo, Musah y Sobrino son las cartas para el ataque.

El uruguayo ya se ha incorporado a los entrenamientos. Maxi es el ‘9’ que necesita ahora mismo Bordalás. El jugador ha llegado enchufado y convencido de que puede levantar el vuelo tras una temporada muy discreta.

Maxi ha sido uno de los jugadores que han sonado para una venta este verano, sin embargo Bordalás ha sido clave tal y como comentó el jugador con ese mensaje que le envío a su llegada al banquillo che. Tiene cualidades para volver a ser en un artillero de élite a las órdenes del alicantino

El caso de Guedes es una incógnita

Las palabras de su padre diciendo que «estaba de más» en el Valencia apuntaban una salida del extremo tras la EURO. Guedes ni debutó, ni se revalorizó. Ahora el Valencia sigue esperando ofertas por esos 30 millones que piden para un posible traspaso. Es un activo deportivo y económico de mucho valor como para regalarlo. Por ahora ha sido uno de los más destacados contra el Cartagena y el Atromitos.

Por otro lado, el cuerpo técnico está prendado de Musah tras trabajar con él. Además se perfila como un comodín para varias posiciones en ataque. Ya sea como punta para explotar su velocidad, por la banda o como interior. El margen de mejora del norteamericano es alto y está llamado a deslumbrar.

Manu Vallejo es otro de esos futbolistas del que se esperan más cosas esta temporada. El pasado curso, el de Chiclana se ganó con sus goles más oportunidades, que no llegaron por parte de Javi Gracia. Ahora con Bordalás ha empezado la pretemporada como un tiro con 3 goles en 3 partidos. Continúa con su progresión y aspira a ser una pieza importante para el técnico.

Por último se encuentra Rubén Sobrino. El jugador está en el mercado y se espera que salga del equipo. Su contrato termina la próxima temporada.