El fichaje del pivote defensivo sigue estando en el centro de la planificación deportiva del Valencia CF para la próxima temporada. El consenso entre el club, la secteraría técnica y el entrenador para dirigir los esfuerzos en reforzar esta parcela del campo es total. Los favoritos de José Bordalás son Jefferson Lerma y, sobre todo, Mauro Arambarri, pero el elevado coste de estas primeras opciones ha hecho que el club abra el abanico de alternativas.

El combinado de Mestalla tiene un problema de efectivos y perfiles en la medular. Sin ‘6’ puro y con una elevada dependencia del estado físico de Uros Racic y Carlos Soler, el mercado arrancó con la decisión tomada de darle al entrenador un futbolista que ayude al equipo a dar un salto de calidad en la zona de creación y destrucción.

Racic con hielo antes del partido JM LÓPEZ

La realidad que vive la economía del fútbol y del club, sumada a la ausencia de ofertas interesantes por los jugadores que encabezan la ‘Operación Salida’, están poniendo el freno a la empresa de cerrar la contratación del deseado centrocampista. El club no está recibiendo propuestas satisfactorias por los Gonçalo Guedes, Mouctar Diakhaby o Kang In Lee, ni tampoco por los jugadores con los que no cuenta.

Estos condicionamientos han abierto el elenco de posibilidades más allá de Arambarri, ubicado en el primer escalón de prioridades por ser el hombre preferido por Bordalás, y de Lerma. jugador que a pesar de estar un escalón por debajo del uruguayo gusta mucho en la entidad de Mestalla. En ambos casos su carácter extracomunitario es un primer escollo, pero no el más importante. Tanto Getafe como Bournemouth plantean unas condiciones económicas que, de momento, son prohibitivas para el Valencia. En el club no se renuncia a estas opciones, pero ahora mismo están muy complicadas. Casi imposibles.

Manteniendo en stand-by estos dos niveles, en el tercer escalón aparecen otros futbolistas. Omar Mascarell es uno de ellos desde el principio del verano. El jugador canario sigue con la idea clara de esperar al club blanquinegro, pero la paciencia no será eterna y son varios los clubes que han llamado a su puerta para conocer su situación y su disponibilidad. El que más fuerte está yendo a por el pivote del Schalke es el Lokomotiv de Moscú. Por lo que respecta a esta alternativa de mercado el Valencia tendrá que tomar una decisión, ya que si la demora demasiado corre el riesgo de que el jugador se decante por otra oferta.

Nombres 'low cost'

En las últimos días se han producido contactos con más jugadores que engrosan ese tercer escalón de centrocampistas. Por ejemplo está en esta lista el francés del Rennes James Léa Siliki, el entorno del futbolista señala que el interés es mutuo. Viene de no ser muy importante en el club galo la pasada temporada y ha sonado para diferentes equipos, como por ejemplo el Getafe para reemplazar a Arambarri. El último en aparecer ha sido Daniele Baselli, centrocampista del Torino, quién según informó este martes la Gazzetta dello Sport está en la lista de la entidad de Mestalla.

Pero estos no son los únicos futbolistas por los que el club ha realizado consultas en las últimas semanas. La lista de nombres por si se descartan las primeras opciones es todavía más larga.

Guillamón es ahora el ‘6’

Mientras se trabaja en el fichaje del pivote es Hugo Guillamón el que ha dado un paso al frente en la medular. El valenciano está jugando de mediocentro en los amistosos de pretemporada y ayer expresó sus sensaciones en los medios oficiales del club: «Si el míster cree que puedo jugar ahí por mí no hay problema. Estoy para ayudar en todo al equipo».

A falta de fichajes el central de L’Eliana está dando buenas sensaciones actuando como pivote. A su lado Yunus Musah también ha centrado su posición respecto a la temporada pasada jugando como ‘8’ de ida y vuelta. Otros canteranos también han tenido minutos.