Todos los equipos del panorama futbolístico atraviesan por uno de los mercados más estáticos de los últimos años, y los de LaLiga no son ninguna excepción. La crisis económica derivada de la pandemia ha provocado que todos los clubes tengan muchas más dificultades para abordar fichajes económicamente importantes. Los conjuntos de primera división no han dejado de moverse, ni mucho menos, pero los fichajes acaecidos hasta ahora son operaciones que no comprometen casi dinero, salvo casos excepcionales.

Con diferencia, es el Valencia CF quien más dificultades está encontrando para cerrar refuerzos de cara a la temporada que comienza a mediados del mes de agosto. El cuadro valencianista se encuentra con una problemática cuya solución se antoja cada vez más enrevesada: incorporar futbolistas que permitan subir el suelo competitivo de la plantilla para volver a competir por lo que el club está acostumbrado, pero sin disponer de los medios económicos necesarios para abordar esas incorporaciones. El conjunto dirigido por José Bordalás hasta ahora ha firmado tan solo una incorporación, la de Omar Alderete en forma de cesión. La operación tiene una opción de compra a final de temporada. Es la única manera que, de momento, está encontrando el Valencia para firmar jugadores. Tan solo dos equipos más de primera división han cerrado un solo fichaje: el Real Madrid y el Athletic.

Alavés, Mallorca, Getafe y Cádiz son los tres equipos que más incorporaciones han cerrado hasta el momento, con un total de seis cada uno. Muchos de estos refuerzos se tratan de cesiones o de llegadas con carta de libertad, es decir, que solo suponen el gasto de la ficha. Tanto Elche como Osasuna han incorporado a cinco futbolistas cada uno. Rayo Vallecano, Espanyol y FC Barcelona cuentan con cuatro caras nuevas. El conjunto de Ronald Koeman tan solo ha tenido que gastar nueve millones de euros por Emerson Royal, ya que tanto Memphis Depay como Agüero y Èric García han llegado libres. 

Betis, Levante y Villarreal han cerrado un total de tres refuerzos. El club granota ha conseguido hacerse con los servicios de Soldado, que ha llegado libre. El conjunto de Paco López también ha incorporado a Roger Brugué (libre) y a Enric Franquesa. Por su parte, el cuadro groguet ha desembolsado 27 millones de euros para ejercer la opción de compra de Foyth (15 millones) y para incorporar al delantero Boulaye Dia (12 millones). Con tan solo dos caras nuevas encontramos a varios equipos de LaLiga, entre ellos el Atlético de Madrid, que ha protagonizado el fichaje más caro hasta el momento de LaLiga: 35 millones por Rodrigo de Paul. Un traspaso que, por cierto, dejará alrededor de cinco millones de euros en las arcas de paterna. Sevilla, Real Sociedad, Granada y Celta también le han dado la bienvenida a dos nuevos futbolistas. En el club de Nervión destaca la llegada de Eric Lamela, que aterriza en Sevilla como parte de la operación que ha enviado a Bryan Gil a Londres para jugar con el Tottenham. El equipo de Julen Lopetegui podría confirmar en las próximas horas la legada de un nuevo futbolista. Se trata de Kurt Zouma, central francés que estaría cerca de llegar a Sevilla a cambio de Jules Koundé, en una operación que dejaría, además, 25 millones en las cuentas del club del Sánchez Pizjuán. 

Y a la cola de esta lista de incorporaciones para la temporada 2021/2022 se encuentran Real Madrid, Athletic Club y Valencia CF. A pesar de las salidas de Sergio Ramos y Varane, los blancos tan solo han firmado la incorporación de David Alaba, procedente del Bayern de Múnich. Es austriaco ha llegado libre. Por su parte, el Athletic ha firmado a un jugador que, a priori, parece de menos peso. Se trata de Petxarromán, que está tratando en esta pretemporada de convencer a Marcelino para no salir cedido.  

Otra vez la misma historia

Dos semanas para que el Valencia CF inaugure LaLiga 2021/2022 y, de momento, se repite la misma historia que el pasado año, el Valencia es el peor equipo en el mercado y no viene precisamente de hacer una buena temporada. El club de Mestalla tiene que ponerse las pilas para acelerar las operaciones que tiene abiertas o pensar en otras alternativas si quiere llegar al partido contra el Getafe de la primera jornada con más de una cara nueva respecto a la decepcionante temporada pasada. La falta de nivel es evidente y con la plantilla actual no llega para cumplir el objetivo. Muchas cosas por solucionar en apenas dos semanas.