Maxi Gómez se ha incorporado a los entrenamientos después de sufrir una brecha en Granada que le obligó a ingresar en el hospital y le privó de una visión completa durante una hora del partido.

El delantero del Valencia se ha ejercitado a las órdenes de José Bordalás con una protección en la ceja izquierda y la idea del club es que compita con una máscara el viernes contra el Alavés.

El internacional uruguayo puede probarla a lo largo de la semana para tomar una decisión final. Lo que está claro es que el jugador ha dado el OK a Bordalás y jugará el próximo partido.

El delantero sufrió un choque con Duarte que le provocó un corte en la ceja izquierda y varios problemas de visión durante el partido. Como consecuencia de la herida, el jugador del Valencia CF fue atendido por el cuerpo médico del club y tuvo que jugar el resto del partido contra el Granada con un aparatoso vendaje.

El club emitió un parte médico para informar de la lesión. "El jugador del Valencia CF, Maximiliano Gómez, sufrió en el partido de Liga contra el Granada FC una herida inciso-contusa en el párpado superior izquierdo que ha precisado cirugía. El jugador se encuentra bien, ya en su domicilio y se seguirá su evolución en los próximos días".

El futbolista publicó el domingo una foto en la cama del hospital y con el puño en alto como agradecimiento a todas las muestras de apoyo de los aficionados. "Muchas gracias a todas las personas por los mensajes de apoyo".