Muy difícil, no imposible. El Valencia presentó una primera oferta formal de alrededor de 7 millones que fue rechazada pero insiste por Djené. La nueva tentativa es sensiblemente inferior a 10 millones de euros con variables más la posibilidad de incluir descartes como Sobrino y Vallejo, delanteros que en distintos momentos han estado en la órbita del Coliseum. El central que quiere Bordalás para reforzar la zaga tiene una cláusula de rescisión que ha bajado a 20 millones de euros, una cifra aun así la que el Getafe se sigue remitiendo del mismo modo que ha hecho estas semanas con Cucurella o Arambarri.

A la espera de cerrar con el Granada los últimos flecos por Foulquier, que ha pasado la revisión médica en la Clínica Imed pero aún no ha firmado su contrato, los esfuerzos se centran ahora tanto en el fichaje de Djené o una alternativa de su perfil como en la salida de Diakhaby. El francés está en el mercado desde el minuto 1, igual que lo estuvo Guedes, con la diferencia de que por él no han llegado ofertas ni ha habido un cambio de planteamiento. Bordalás cuenta con Alderete y Paulista para el eje de la defensa pero considera a Guillamón centrocampista y sigue sin fiarse de 'Diakha'. Jorge Mendes, que no ha participado en ningún fichaje pero sí trata de triangular salidas, está tratando de buscarle acomodo en Inglaterra. Aumentar la oferta por Djené, que está loco por la música, depende de ese ingreso.

Tras haber desechado la opción de Baldé, que no era una petición suya, para priorizar el deseo del entrenador de reforzar la defensa, la opcion que sigue en pie es la de Calleri como tercer delantero si se hace hueco en el ataque. Pendientes también de la desvinculación de Kang In, cuya ficha no se ha dado de alta para inscribir a Marcos André, fue Bordalás quien reconoció que la opción de un centrocampista sigue estando en la mesa. El técnico está dispuesto con el doble lateral a apañarse con lo que tiene y a intentar a Arambarri más adelante, en enero o el próximo verano. Sin embargo, no cierra la puerta a una alternativa que pueda encajarle. La opción B de Corona era Lerma, pero su condición de extranjero lo hace imposible.