Dinamarca prolongó el buen momento vivido en la pasada Eurocopa, en la que llegó a semifinales, con un convincente triunfo frente a Escocia (2-0), el cuarto en otros tantos partidos, que encarrila su clasificación para fase final del Mundial de Catar 2022. ‘I har samlet nationen på ny» (Habéis unido de nuevo la nación), rezaba una pancarta en el «muro rojo», uno de los fondos del Parken de Copenhague, con un público enfervorizado como en la Eurocopa y un ambiente digno de tiempos prepandemia, acordes con un país donde en unos días desaparecerán las pocas restricciones que quedan.

Empujada por el apoyo de su hinchada, la «Dinamita roja» mostró pronto su superioridad frente a un rival apocado y lastrado por una decena de bajas, debidas a lesiones y positivos por covid-19, entre ellos titulares como McTominay y McGinn. También bajas de peso, aunque menos, presentaba Dinamarca: el central Vestergaard y los atacantes Braithwaite y Dolberg, tres fijos en el once de Kasper Hjulmand. Pero no se notaron. Dinamarca liquidó el partido en un minuto, el que transcurrió entre el gol de Daniel Wass y el de Mæhle, los dos carrileros daneses. El jugador del Valencia culminó de cabeza un centro de Højbjerg. El del Atalanta, definió con clase un pase excelso de Damsgaard.

Decisivo Gonçalo

Guedes también fue protagonista en la selección de Portugal. Un Cristiano Ronaldo de récord, que se convirtió en el máximo goleador de selecciones de la historia del fútbol, salvó este miércoles a Portugal (2-1) en los últimos minutos de partido ante Irlanda, que sorprendió a los lusos y plantó cara hasta el final. El valencianista fue el origen de la remontada. En el 89, cuando ya se mascaba la tragedia, Gonçalo que no llevaba ni 10 minutos sobre el césped (salió por Cancelo), puso un centro al área y Cristiano se elevó con un cabezazo imparable con el que hizo historia. Ronaldo marcó el segundo en el minuto 96.

Cheryshev y Racic, suplentes

Denis Cheryshev fue suplente en el empate sin goles entre Rusia y Croacia. El valencianista entró en el minuto 70. Uros Racic también empezó en el banquillo en la goleada (0-4) a Catar (amistoso). Entró en el 63’ curiosamente por Nemanja Maksimovic.