El Valencia Mestalla recibe al Olímpic de Xátiva con el objetivo de dar un golpe encima de la mesa y confirmar un estreno inmaculado en una temporada en la que su objetivo no es otro que ascender a Segunda RFEF. La primera goleada fuera de casa (1-3) en campo del Orihuela, le ha dado mucha confianza al equipo por el hecho de superar la incertidumbre de su primera salida. Enfrente tendrá al combinado setabense, que solamente ha jugado un partido (la primera jornada no jugó porque la liga tiene 19 equipos), pero en el que mostró una cara muy sólida venciendo por 1-0 a un Jove Español que llegaba lanzado. 

El duelo promete porque el estado de confianza de ambos conjuntos es muy elevado, pero será el filial valencianista el que cargue con la responsabilidad de llevar el peso del encuentro no solamente porque tiene una obligación mayor de instalarse en los puestos de arriba, sino porque ejerce también el papel de equipo local. El Antonio Puchades debe ser un argumento competitivo muy sólido si el filial valencianista quiere presentar su candidatura al ascenso directo y precisamente en casa no puede dejar escapar los puntos. 

El Olímpic será un hueso duro de roer por el buen bagaje defensivo que mostró en su estreno y en este sentido es un equipo que puede limitar mucho las virtudes de un Mestalla que deberá coger el pico y la pala si quiere derribar el muro que se le presenta. Pablo Gozálbez o Hugo González se postulan como una de las principales amenazas después de un gran estreno en la faceta ofensiva, generando ocasiones y marcando goles importantes. También Pedro Alemañ ha arrancado fino.