Marcos André pide paso. El ariete brasileño marcó su primer gol con la elástica blanquinegra para rescatar un punto en Mestalla contra el Athletic Club y lanzó un mensaje claro: quiere más protagonismo. Su oportunidad está al caer después de la expulsión por doble amarilla que vio Maxi Gómez contra los bilbaínos y en Cádiz todo hace indicar que será la referencia ofensiva de José Bordalás. 

Su impacto en el partido fue muy bueno más allá de conseguir el tanto que rescató un punto. Entró a falta de 20 minutos para el final del encuentro y se erigió como uno de los principales focos de peligro del equipo a pesar de estar con un hombre menos. Primero avisó con un buen desmarque a la espalda de la defensa y su intento de globo sobre Unai Simón se marchó por muy poco. En su segundo golpeo al arco no perdonó entrando libre de marca para recibir la asistencia de Gonçalo Guedes. La definición fue sencilla, pero su colocación en el área fue muy buena, lo que le habilitó para finalizar sin oposición de los defensores. 

El gol llegó en el mejor momento, no solamente para el equipo, que consiguió puntuar, sino también para él a nivel personal. La expulsión de Maxi -que va a ser recurrida por la primera amarilla-le abre las puertas del once titular por primera vez en el curso y llegará crecido en lo anímico para afrontar esta oportunidad que se le presenta. El brasileño todavía no ha sido titular desde que aterrizó en Mestalla, pero hay muchas esperanzas depositadas en él. Fue el fichaje más esperado del verano y el club acabó pagando una cantidad superior a los ocho millones de euros para llegar a un acuerdo de traspaso con el Real Valladolid tras muchos días de tira y afloja. Llegó para dar un plus a la delantera por su versatilidad -puede actuar como segundo delantero y como referencia principal, es decir, para acompañar a Maxi o sustituirle- y hasta el momento su presencia ha sido muy residual en cada partido. 

Desde que llegó al Valencia CF ha participado en todos los choques, pero muy pocos minutos: una media de 17 por partido y en contextos en los que no ha podido tener una gran participación en el juego porque el combinado valencianista ha vivido muy lejos de la meta rival. El sábado le tocó vivir un tramo de partido distinto, con el equipo por detrás en el marcador y en busca del gol. El balón frecuentó las inmediaciones del área y André apareció para reivindicar su lugar en el equipo en una semana en la que trabajará sabiendo que parte con muchas opciones de ser el ‘9’ titular de Bordalás por vez primera en el curso. 

Maxi podría estar

El entrenador valencianista afirmó en sala de prensa que iban a recurrir la primera amarilla del charrúa y en caso de ganar el recurso tendría que elegir si da la alternativa al brasileño como referencia, si echa a Guedes a una banda para alinear un doble punta o si debe esperar su oportunidad un poco más.