Lo que parecía una jornada más de Liga entre Cádiz y Valencia CF en el Ramón de Carranza se convirtió en abril del año pasado en el centro de todas las miradas y epicentro de las reivindicaciones contra el racismo. Pasada la media hora de juego, Mouctar Diakhaby montó en cólera después de escuchar un presunto insulto racista procedente de Juan Cala, que según el defensor francés le espetó un «negro de mierda». Hoy se verán las caras de nuevo 180 días después del lamentable incidente.

Una vez el francés escuchó el insulto lo denuncio ante el colegiado y el equipo tomó la decisión de abandonar el terreno de juego en solidaridad con su compañero y en total respaldo a su versión de los hechos. Aquel acto sentó un precedente histórico porque por vez primera un equipo abandonaba el rectángulo de juego por un insulto de este cariz. Aunque la protesta se pudo ver diluida por el regreso de los futbolistas al campo tras media hora decidiéndolo en el vestuario, el club de Mestalla y el propio Diakhaby siguieron insistiendo en los días posteriores sobre la gravedad de lo acaecido. El central galo incluso colgó un vídeo en el que explicó paso por paso el suceso y el conjunto valencianista instó a abrir una investigación para esclarecer los hechos. El estudio elaborado por LaLiga no pudo descifrar todas las palabras pronunciadas por el central andaluz y no encontró pruebas concluyentes sobre la agresión verbal, pero sí palabras como «Mierda» o «Perdona, no te cabrees». 

También quedó en el aire una duda por resolver. El vestuario del Valencia, que volvió al campo debido a que recibió una advertencia de sanción si no lo hacían, señaló que un futbolista del Cádiz ofreció el perdón de Cala a Diakhaby para reanudar el choque, pero no hicieron pública su identidad. 

Con aquel doloroso incidente en la retina, pero con la voluntad de centrarse solamente en el partido ha viajado el Valencia a Cádiz con Diakhaby formando parte de la expedición. El hecho de que Omar Alderete esté apercibido le da alguna opción de ser titular. José Bordalás no lo reveló en sala de prensa, pero sí dio un espaldarazo a su jugador: «No sabemos qué pasará ni lo que puede ocurrir. Está preparado para jugar y competir. Es uno de los jugadores que hemos visto una progresión en un periodo muy breve, enorme. No solo a nivel físico, sino de actitud, responsabilidad. Es un chico que siempre está preparado para ayudar al equipo. No necesariamente podría entrar por la sanción de un compañero. Tanto Gabi como Omar están trabajando francamente bien. Estamos tranquilos en ese sentido. Lo comento con los técnicos y Diakhaby está a un nivel muy alto aunque está participando muy poco», señaló el alicantino poniendo en valor el trabajo del futbolista francés a pesar de su falta de minutos y de estar por detrás de una pareja muy consolidada.