Timo Hildebrand fue presentado el 4 de julio de 2007 con el Valencia. Llegaba a Mestalla uno de los porteros con mayor rendimiento en Europa en la 2006/07 para competir con Cañizares en la que sería su última campaña en el club. La pesada losa de ofrecer ese nivel y unos primeros partidos complicados acabaron generando un ambiente extraño con el meta germano, que apenas un año después, y tras 26 partidos ligueros, abandonaría la ciudad para marcharse al Hoffenheim. Eso sí, con una Copa del Rey bajo el brazo y con un papel fundamental en la misma, sobre todo contra el Barcelona en semifinales. Tras su retirada en 2005, la vida de Hildebrand sin embargo ha sido muy distinta y es que se ha convertido en un activista vegano y en una de las caras visibles en Alemania para la concienciación del cambio climático.

Hildebrand fue a mediados de los 2000 uno de los porteros más reconocidos de Europa. En el 2006 se ganó el derecho de estar con la selección alemana en el Mundial que la propia Mannschaft organizó y que terminó llevándose Italia en los penaltis contra Francia. Un año después llegó al Valencia en una temporada con muchas sombras. Koeman le dio la titularidad y esa Copa del Rey le permitió disfrutar de uno de los grandes momentos en la entidad. Protagonista de lujo contra el Barcelona y también buen nivel en la final de Copa, su figura parecía remontar pero la Supercopa de España, ya con Emery en el banquillo, le señaló en cierta medida y abandonó el club en el mercado invernal rumbo al Hoffenheim. Allí apenas estuvo un año y medio, después se marchó al Sporting de Portugal, donde no disputó ningún partido liguero y estuvo a la sombra de Rui Patricio. Tras su etapa en los leones, Hildebrand puso rumbo al Schalke 04, donde estuvo tres años, para terminar en el Eintracht de Frankurt en la 2014/15.

Activista vegano, el yoga y comentarista

En verano de 2015 Hildebrand colgó las botas y empezó su formación como entrenador, aunque su vida no ha seguido finalmente por ese camino. Aunque el meta germano sí opina en medios de su país sobre la Bundesliga y el Stuttgart en concreto, es activista vegano y también está en la causa por la concienciación contra el cambio climático. Ya en su época de futbolista habló de este tipo de inquietudes. "La carne no es esencial para los atletas profesionales. Yo como, por ejemplo, fideos de calabacín y no necesito carne para un mejor rendimiento", explicó. En ese sentido, Hildebrand, como así señalaba en 2019, estaba también apoyando la campaña", que buscaba que el Papa Francisco se uniera al veganismo durante la próxima cuaresma. "La industria ganadera contamina la tierra y el aire, genera muchísimo desperdicio de comida y es una de las causas del cambio climático. Además, genera el sufrimiento a miles de millones de animales", explicaba la organización.

Por otra parte, otra de las cosas que le han gustado también a Hildebrand es la parcela de la comunicación en redes, concretamente en YouTube. El alemán tiene un canal con 3.220 suscriptores, aunque no sube ningún vídeo desde hace 6 meses. Por su parte, en Instagram sí comparte su día a día y en el mismo se puede ver otra de sus aficiones: el Yoga.

Te puede interesar:

-¿Qué fue de Sunny Sunday?

-¿Qué fue de Javier Arizmendi?