El Barcelona es uno de los equipos que está muy pendiente del proceso de renovación de José Luis Gayà. El capitán del Valencia CF encaja en los planes deportivos del Barça desde hace tiempo. No es ninguna novedad. El de Pedreguer está en la agenda del club azulgrana como uno de los candidatos a asumir el relevo de Jordi Alba (32 años) en el lateral izquierdo a corto-medio plazo. El ‘14’ no es el único que interesa.

El Barça maneja otras opciones, pero su nombre sigue ahí. Y cada día que pasa con más fuerza. La diferencia con respecto a las últimas temporadas es que la actual situación contractual de Gayà (todavía no ha renovado y acaba contrato el próximo 30 de junio de 2023) abre un nuevo escenario y lo convierte en un futbolista más interesante (y asequible) que nunca económicamente.

El Barcelona atraviesa una crisis deportiva y su dirección deportiva está obligada a buscar oportunidades de mercado con jugadores que están libres o a los que les queda solo un año de contrato. Como podría suceder con el capitán a final de esta temporada si las dos partes no llegan antes a un acuerdo. El Barça de Mateu Alemany (la última persona que renovó a Gayà en el Valencia en mayo de 2018) está al acecho.

En Barcelona lo tienen muy claro: Gayà encaja deportivamente y puede encajar todavía más en los próximos meses si las negociaciones con el Valencia no llegan a buen puerto. La estrategia en Can Barça es intentar pescar en río revuelto y llevarse a un jugador como Gayà a la baja.  

Gayà quiere seguir en Mestalla

El problema del Barcelona ahora mismo es que la prioridad de Gayà es renovar y jugar en el Valencia. El deseo del capitán es alcanzar a un acuerdo con el club en los próximos meses y continuar siendo el abanderado del equipo. Lo ha dejado claro siempre. Su compromiso está fuera de duda. Eso sí, José necesita un proyecto deportivo que garantice un Valencia competitivo y una ficha acorde a su rol en el equipo y a su dimensión de futbolista de talla internacional.

Debe ser tratado como uno de los mejores laterales izquierdos del fútbol europeo. Gayà quiere quedarse y el Valencia va a hacer todo lo posible para que se quede. El objetivo es ponerlo en el centro del proyecto junto a Carlos Soler. Ambos deben ser pilares fundamentales para el crecimiento del equipo. Así se lo trasladó el club a los agentes del futbolista en la primera reunión que tuvo lugar el pasado jueves.

Te puede interesar:

En proceso de renovación ya ha arrancado. La negociación todavía no. En la primera reunión con el capitán no se habló de cifras. El club se comprometió a trasladar una primera oferta a los agentes del jugador. Es el siguiente paso. De momento, esa oferta ha llegado.

La sombra de Ferran Torres es muy alargada. El Valencia no quiere volver a caer en los errores del pasado y está dispuesto a poner toda la carne en el asador dentro de sus limitaciones para ampliar el contrato de Gayà y Soler. La figura de José Bordalás es más importante de lo que parece porque el técnico aporta una estabilidad deportiva que ante no existía.