El 'efecto Bordalás' ha experimentado un leve estancamiento. El equipo sigue siendo fiel a las señas de identidad del técnico y compite en cada partido hasta el último minuto, pero los resultados no llegan.

La prueba de ello es el último empate (2-2) ante el Mallorca. No fue el mejor partido y el equipo terminó rescatando un punto en un gris partido.

La dinámica no es positiva, pero el equipo no da síntomas de agotamiento o de falta de fe. Ahora bien, tras caer ante Madrid, Sevilla y Barça y empatar ante Athletic, Cádiz y Mallorca ya son seis los partidos consecutivos sin ganar, desde el duelo en El Sadar (1-4) ante el CA Osasuna.

Estas son algunas de las claves que marcarán el duelo ante el Betis de la próxima jornada intersemanal. Será un partido especial para el Valencia CF, que se reencontrará con un estadio que trae muy buenos recuerdos; allí se ganó en 2019 el último título del equipo.

Acertar en el XI

El primer lugar, Bordalás tendrá que acertar en el once. Parece sencillo, pero en la gestión del vestuario a veces el técnico debe variar su bloque fijo por la meritocracia. Es el caso de Diakhaby, que tras hacer un buen partido en el Camp Nou, siguió en el equipo titular.

El cuadrado (centrales-doble pivote) Alderete-Paulista; Wass-Guillamón dio buenos resultados y apunta ahora al feudo verdiblanco. Guillamón, por ejemplo, tampoco fue titular ante el Mallorca.

Explotar las bandas

El equipo no explotó la verticalidad de sus bandas hasta que el Mallorca no se quedó con 10 tras la expulsión de Kang In. Con el ingreso de Hélder Costa se vieron cosas diferentes y diferenciales. El futbolista, sin apenas protagonismo este curso, pidió paso.

Primeras partes

El equipo tiene que salir con más contundencia y agresividad en las primeras mitades. Se ha demostrado que es capaz de voltear marcadores adversos porque compite hasta el final, pero ante el Mallorca tocó volver a remar en contra con el 0-2 al descanso.

Agresividad y faltas

Está demostrado: el equipo saca mejores resultados cuando es más agresivo y hace más faltas que su rival. Esta contundencia formó parte del equipo en los primeros partidos del campeonato y dio sus frutos.

Te puede interesar:

Soler, de vuelta

Ante el Mallorca no salió de inicio. Bordalás no quiso forzarlo porque venía de una semana con molestias físicas. Además, cuando ingresó en la segunda mitad lo hizo de '8'. Se le vio desubicado; acostado a una banda fue letal en los partidos previos a su lesión.