En la noche de ayer llegaron a un acuerdo los socios del gobierno valenciano para iniciar los trámites del expediente de caducidad de la Actuación Territorial Estratégica y puso al Valencia CF entre la espada y la pared dándole solamente una salida para esta situación: tiene un plazo de 90 días para presentar una propuesta creíble y financieramente garantizada para finalizar el estadio y otras previsiones incorporadas en la ATE. 

El club de Mestalla cuenta con tres meses y se contemplan diferentes escenarios según actúe la entidad valencianista, que espera la firma definitiva del acuerdo entre LaLiga y CVC y siempre ha mantenido que su intención es acabar el campo de la Avenida de las Cortes, pero todavía no ha presentado una propuesta avalada para ello. Según ha explicado Mónica Oltra, vicepresidenta del Consell, en caso de que el Valencia CF presente estos avales y garantías: “La ley habilita para que las condiciones urbanísticas se prolonguen una vez caducada la ATE y sean las mismas en el solar del antiguo Mestalla", lo que supondría que el club mantendría el valor del suelo y no incurriría en las pérdidas -estimadas en 15 millones de euros- que supone tumbar esta ATE. 

Oltra no se quedó ahí, sino que habló sobre lo que cree que el Valencia debe hacer en los tres meses de gracia con los que cuenta para dar salida a este asunto: “Lo serio no es que nos presenten un papelico, lo serio es que usen el dinero de CVC para el estadio”. Del escenario que el Consell quiere huir es la judicialización del asunto por las demoras que podría acarrear y porque “el esqueleto de cemento” sigue parado en una de las zonas más importantes de la ciudad. 

Que el Valencia actúe y presente lo que las instituciones le piden durante este plazo es una posibilidad, pero también lo es que no lo haga. Aquí el escenario sería muy distinto: una vez concluidos los 90 días se iniciaría un proceso de caducidad que podría durar hasta 8 meses (pudiendo concluir antes) durante el que el Valencia puede presentar alegaciones, tal y como explicó el Conseller de Territori, Arcadi España, en una entrevista con Superdeporte. 

En sus alegaciones, el club trataría de justificar que los incumplimientos no le son imputables como promotor para mantener la vigencia de la ATE, pero en el caso de que no lograse que un juez le diese la razón, la caída de esta ATE supondría un descenso del valor del suelo del solar de Mestalla por la gran caída de número de metros edificables.