Valencia y Rayo Vallecano se enfrentan este sábado en un partido en el que tanto Andoni Iraola como José Bordalás tendrán una gran importancia en el desenlace, pues dependiendo de sus planes para el encuentro se puede ver un partido u otro. Desde luego Mestalla acogerá un enfrentamiento entre dos equipos con señas de identidad muy marcadas.

LA BATALLA POR LA TIERRA MEDIA

Dos equipos con dos ideas de juego claras y marcadas se enfrentan este sábado en Mestalla. Sin lugar a dudas el primer paso para ganarle el partido al Rayo Vallecano de Andoni Iraola será el dominio del centro del campo, que no de la posesión. Controlar la situación en todo momento es fundamental, ni muy arriba, ni muy abajo. De hecho ambos equipos apuestan por una cuota de posesión por debajo del cincuenta por ciento. En el caso del Rayo y partiendo con un 4-2-3-1, el equipo tiene muy interiorizada la ‘posesión efectiva’. La pelota es para hacer daño. Bien sea a través del balón directo buscando a la referencia ofensiva o a través de pocos toques proyectándose por los extremos. La baja de Trejo es muy sensible, pues el argentino canaliza todo ese fútbol vallecano con siete asistencias esta Liga. Ganar duelos será imponerse en la medular para limitar las rápidas transiciones ofensivas del Rayo. El sello de Iraola en este equipo es muy reconocible: ser pegajoso y difícil de sobrepasar su doble pivote Comesaña-Valentín.

UN PARTIDO QUE SERÁ TRABADO

Valencia y Rayo. Rayo y Valencia. Ambos son dos de los equipos que más faltas realizan y reciben en estas primeras quince jornadas del campeonato. Intensidad y competitividad es lo que promueven tanto Bordalás como Iraola y no dudarán en utilizar esas faltas para cortar ataques prometedores, romper el ritmo al rival y ganar duelos en el centro del campo para poder llevar a cabo esa proyección ofensiva tras pérdida en un enfrentamiento en el que ambos pueden salir con una presión alta.

LA BAZA DEL BALÓN PARADO

«Tienen facilidad para hacer gol. Finalizan muy bien, de cerca y disparo lejano. Tenemos que reducirles ese potencial», advirtió Iraola en la previa del partido sobre el Valencia. La realidad es que la cuota de efectividad del equipo blanquinegro es altísima en el primer tramo de Liga. Además a eso se le suma que es el segundo equipo que más goles ha marcado en jugadas a balón de parado hasta la fecha. Ante la falta de torrente ofensivo del equipo de Bordalás, esas jugadas de estrategia se antojan una gran oportunidad para hacer valer ese buen dato valencianista. De hecho ante dos equipos con tantas faltas por partido de promedio es inevitable pensar que las acciones de golpe franco llegarán durante el partido. Eso sí el Rayo pondrá a prueba al Valencia en este apartado, ya que solo ha recibido un gol de esta manera.

SIGUEN LOS DEBERES EN DEFENSA

Hay que insistir en el apartado defensivo, pues a raíz de eso está creciendo el equipo en los últimos partidos. De hecho el propio Bordalás recordó en sala de prensa que es innegociable prolongar esta fiabilidad atrás: «Mantener la portería a cero hay que intentar mantenerla en todos los partidos. Primero hay que ser fuertes a nivel defensivo. No podemos mostrar la fragilidad que hemos mostrado en varios partidos». El Valencia tendrá la complicada tarea de sostener la electricidad de Álvaro e Isi que el Rayo tiene por los costados. De hecho los de Iraola son uno de los equipos que más tiros por partido realiza de toda LaLiga y el segundo, tras el Madrid, en goles en jugada. El primer paso para lograr la victoria será el de cerrarse atrás sin acularse. Tapar huecos, minimizar errores y limitar la creación vallecana.