“A nivel de trabajo y estudios todo el mundo ha hecho lo posible para poder estar en el partido. Unos han cambiado turnos, otros han movido horarios y al final vamos a poder estar todos. No era fácil, pero el partido lo merecía porque va ser muy bonito para todos nosotros”.

La primera gran victoria de Pitu Lerga, entrenador del CD Utrillas, es poder confeccionar una lista de convocados con todos sus jugadores de la plantilla. Y eso de cara a partido que se juega un jueves laborable a las 19:30 de la tarde es todo un éxito. No hay futbolista del equipo de fútbol de este pueblo de Teruel de 3.000 habitantes que no trabaje o estudie. Currantes y estudiantes. Así es la plantilla del primer rival del Valencia en la Copa del Rey.

Así es el fútbol modesto. El Utrillas es un equipo trabajado en el campo, son líderes de su grupo en la regional preferente aragonesa, pero para ‘curro’ el que cada uno tiene fuera del terreno de juego de La Vega. Empezando por los porteros. Marco Lainez es comercial. Aarón López trabaja en una empresa cárnica del pueblo. Hay profesiones de todo tipo.

El defensa, Juan Edo es operario logístico y monitor de pádel, Javier Gorgas trabaja en el Mercadona, Carlos Ariño se dedica a la fundición y Diaffara Ba se gana la vida en el sector de la alimentación. El resto de la zaga son estudiantes. Iván Júdez está estudiando Ingeniería Industrial, mientras que César Coello es estudiante de ADE en inglés.

En el centro del campo, Pablo Álvarez es estudiante de Derecho, Lautaro Pandiella es opositor, Ángel Hernández trabaja en una empresa de llantas y Daniel Cañas se dedica a la logística más allá del fútbol. Como Manuel Pérez y Alejandro Fleta, también son operarios logísticos aunque este último a su vez estudiante de Economía. “Hay nivel futbolístico, pero también académico", bromean entre ellos.

De las empresas cárnicas a la fundición

El fútbol para todos es una pasión, pero desgraciadamente ninguno puede vivir de ello. En ataque, Matar Ndiaye es soldador, Fernando Zumeta trabaja en una empresa cárnica, Adrián Hernández es enfermero y Dani Martínez se dedica al sector de la fundición. Diaby tiene un trabajo de mantenimiento y a su vez saca tiempo para estudiar. Estar en esta primera ronda de Copa ya es un exitazo para ellos. Quede como quede la eliminatoria, la gente del Utrillas serán los grandes ganadores.

Los jugadores del Utrillas cobran por partido jugado o si están en la lista de convocados. Ahora bien, el que más no pasa de los 280 euros siempre y cuando esté en los 4 partidos. Los que viven fuera cobran un plus por gasolina

Solo jugar el partido ya ha sido una aventura. Hay futbolistas que han pedido el día libre a sus jefes, otros que harán horario intensivo y algunos que les tocará madrugar para irse al “curro” por la mañana y jugar contra un Primera División por la tarde. Tiene mucho mérito. Hay jugadores como Dani Martínez (Paki para el vestuario) que han aprovechado la ocasión y se han cogido varios días. La ocasión lo merecía. “Me tocaba ir de tardes , pero como nos dijeron que tenían que hacer PCR y era el último entreno antes del partido, pues me pedía fiesta”.

El propio Dani Martínez, Carlos Ariño, Dani Cañas y Aarón López son del pueblo y trabajan allí cerca de casa. Sin embargo, la mayoría de la plantilla vive y trabaja en Teruel (70 kilómetros), en Zaragoza (110 kilómetros) o en pueblos de alrededor de Utrillas. Solo el hecho de ir a entrenar (solo una sesión en toda la semana antes del partido) ya es un esfuerzo para ellos. Son héroes del fútbol modesto. Por eso, el jueves merecen más que nadie que les apunten los nuevos focos de La Vega. Ser el centro de atención del fútbol español por un día es un premio al esfuerzo y a la pasión que demuestran por el fútbol. Se lo han ganado. Ellos más que nadie, con mucho trabajo.

Te puede interesar:

Las profesiones de los jugadores del Utrillas, uno a uno

  • Iván Júdez: Estudiante Ingeniería Industrial
  • Daniel Martinez: fundición
  • Juan Edo: operario logístico y monitor de pádel
  • Fernando Zumeta: empresa cárnica              
  • Matar Ndiaye: soldador
  • Aaron López: empresa cárnica
  • Cesar Coello: Estudiante ADE en inglés
  • Diaffara Ba: alimentación
  • Pablo Álvarez: estudiante de Derecho
  • Ángel Hernández: empresa de llantas
  • Manuel Pérez: operario logístico
  • Adrián Hernández: Enfermero
  • Diaby: estudiando y trabajo de mantenimiento
  • Alejandro Fleta: operario logístico y estudiante economía
  • Lautaro Pandiella: opositor
  • Carlos Ariño: fundición
  • Javier Gorgas: Mercadona
  • Marco Lainez: Comercial
  • Daniel Cañas: Logistica