El rendimiento de Hugo Duro ha superado todas las expectativas en el Valencia CF por su rápida adaptación al fútbol de Bordalás, que sabe de buena tinta lo que puede ofrecer. La mejor noticia para el Valencia CF es que en verano pactó con el Getafe CF una opción de compra de cuatro millones de euros y la puede ejecutar antes del mes de mayo.

El futbolista está muy cómodo en el club y la ciudad y en la entidad de Mestalla ven con muy buenos ojos ficharle. De momento la decisión no está tomada en el seno del Valencia CF, pero al entrenador le gustaría poder seguir contando con el atacante y el clima es muy favorable de cara a su continuidad. 

Primero porque a nivel deportivo está demostrando que es un jugador que puede aportarle mucho al equipo, que crece cada día y puede convertirse en uno de los referentes del curso que viene y porque a nivel económico también sería una operación muy ventajosa.

El gol se paga caro en el mercado

En un mercado dónde el gol se paga tan caro los cuatro millones no es precio de salida elevado y parece muy sencillo rentabilizar la operación en una hipotética futura venta.

Llegó como fichaje de ‘perfil bajo’ y en media vuelta se convertido en un fijo para José Bordalás, el entrenador que apostó por él en Getafe y que lo sigue haciendo en Valencia. Duro se prepara para un futuro en los banquillos y tiene un buen maestro en el que fijarse.