El inexistente penalti de Omar Alderete sobre Carlos Casemiro desató la indignación en el valencianismo y la incredulidad del mundo del fútbol. Pocas veces una acción ha generado un consenso tan cercano a la unanimidad. Los diferentes rotativos españoles, además de comentaristas de radios y televisiones, aunque con alguna excepción, fueron muy claros: «No era pena máxima». 

Los primeros en ‘mojarse’ sobre la acción fueron los medios que emitieron en directo la contienda, que en algunos casos disponían de exfutbolistas y analistas arbitrales. En la Cadena Cope, Santi Cañizares tildó de «bochorno» el penalti señalado, aunque tampoco le gustó el tuit del Valencia, al que catalogó como lamentable.

Desde Directo Gol valoraron la acción tres exfutbolistas como Julio Salinas: «Para mí no hay nada», Esteban Suárez: «No es penalti pero disculpo al árbitro» y el exmadridista Paco Pavón: «No es penalti y el VAR no ayuda si no avisa al árbitro». Precisamente la no corrección por parte del vídeo arbitraje fue lo que más mosqueó a Bordalás, que no entendió que no entrase. 

A través de las redes sociales no se hizo esperar la opinión de otros periodistas y analistas como Josep Pedrerol: «No es penalti a Casemiro y eso ha cambiado el partido», que aprovechó también para acusar de «victimismo» a la entidad de Mestalla por su tuit. También Julio Maldonado ‘Maldini’ desacreditó la decisión arbitral: «Para nada me ha parecido penalti, la verdad».

También valoraron la jugada los diferentes analistas arbitrales de los diferentes medios de comunicación. Desde ‘Marca’, que ya en su retransmisión en directo recordaba la inexistencia del penalti, el excolegiado Pérez Burrull explicó que no había contacto para señalar penalti y que «es Casemiro el que se deja caer». En el directo de de Twitch El Chiringuito el comentarista especializado en materia arbitral, Juanfe Sanz se manifestó en el mismo sentido: «No me parece penalti a Casemiro. Hace falta más para pitarlo». El único que se manifestó en un sentido contrario fue Iturralde González, que si bien lo etiquetó como «penaltito», explicó que «en el campo es pitable» y que el VAR al «ver contacto y dejar la pierna, no lo va a revisar nunca». 

Desde las principales cabeceras la contundencia con la que se trató la acción fue por barrios, pero en ninguna se trató como penalti claro. Mientras que desde Marca y AS se tilda de «polémico» y se da cobertura al tuit de denuncia del Valencia, en SPORT hablan directamente de «Escándalo» en su portada.  

Los protagonistas, indignados 

En el Valencia, más allá del polémico tuit en el que se hablaba abiertamente de «robo», los jugadores y el entrenador se mostraron realmente contrariados.

Bordalás centró sus críticas en el hecho de que el VAR no interviniese, José Luis Gayà explicó que la falta la comete el brasileño y Hugo Guillamón se mostró incrédulo con el que el árbitro les transmitiese rápidamente que el penalti «estaba confirmado». El más duro de todos fue Daniel Wass, que se quejó por la reiteración de este tipo de acciones en el mismo escenario: «Es un penalti lamentable, pero bueno, estas cosas siempre pasan aquí». 

En el Real Madrid, por su parte, escurrieron el bulto amparados en lo que les pareció en directo. Tanto Carlo Ancelotti como Vinicius Jr. explicaron que sobre el campo les pareció claro, pero ambos se escudaron en no haber visto la repetición posteriormente para juzgar con propiedad. 

La no expulsión de Mendy 

El penalti que el colegiado señaló a favor del Valencia por un agarrón de Ferland Mendy a Marcos André ha pasado de ‘puntillas’ por ser menos determinante en el resultado, pero también ha generado consenso entre medios y analistas: el jugador del Madrid debió ser expulsado por el hecho de ser una infracción que no se cometió en la disputa de la pelota, sino que fue un estirón sin opción de jugar la pelota y para impedir el remate del delantero.