La negativa del Valencia a traspasar de momento a Daniel Wass al Atlético de Madrid ha generado una gran decepción en el jugador danés y en su entorno, muy molestos por la decisión del club de Mestalla de no querer acceder a la salida del futbolista, tal como ha podido recabar este periódico de fuentes directas de la negociación. El acuerdo parecía encarrilado hace cuestión de escasos días, y así se daba a entender incluso desde el propio club valencianista. El nuevo giro, del que hoy los agentes de Wass han sido conocedores en la reunión mantenida con el club, ha enojado al futbolista y a su agencia de representación.

Sin embargo, tanto el internacional danés como sus representantes creen que la situación puede cambiar y que el Valencia acabará accediendo a pactar una salida de un jugador que, cabe recordar, acaba contrato en junio y que se marcharía del club con la carta de libertad, sin dejar ningún rédito económico al que ahora todavía se puede aspirar. Queda mercado de invierno por delante y el Atlético esperará con paciencia y no ha descartado de momento la incorporación de Wass. Si bien se considera que todo depende del Valencia a la hora de desbloquear las negociaciones, Wass sigue pensando que acabará vistiéndose de rojiblanco en las próximas semanas.

La oferta “colchonera” rondaba los 1,5 millones de euros para un futbolista clave en los esquemas del técnico José Bordalás. Pero es factible que si el Atlético llega a alcanzar los 2 millones de euros en su propuesta, el Valencia pueda reconsiderar su postura. A favor de una salida pactada en forma de traspaso están los precedentes de los últimos años, en los que el Valencia se ha caracterizado por ser un club vendedor y aparentar una situación de debilidad ante los clubes compradores. Así sucedió, incluso, con la última negociación con el Atlético, en la venta de Kondogbia, que acabó en el Wanda Metropolitano tras un frenazo en las conversaciones y un aparente plante del Valencia.