La rueda de prensa de José Bordalás no fue tensa, pero sí muy clara. El técnico no alzó la voz pero no se cortó y respondió sobre todos los puntos que han generado polémica en los últimos días en el seno valencianista. Uno de ellos, el futuro de Wass.

Sobre el danés, que acaba contrato en junio y tiene encima de la mesa una oferta del Atlético de Madrid para marcharse al Wanda ya y sustituir a Trippier, el técnico alicantino fue muy claro.

"Los hechos demuestran la confianza que yo tengo en ese futbolista. Ha jugado prácticamente todo. Es un jugador comprometido y lo ha demostrado. Queda dicho todo. A partir de ahí, el club debe decidir", aseguró.

De esta forma Bordalás se desmarcó del futuro del jugador. A él le gustaría quedarse al internacional porque es importante en su esquema, pero Bordalás reiteró que él no tomará la decisión.

"Yo no decido", insistió. "Él sabe que es un jugador importante para mí y que tengo plena confianza en él. Además, se lo he demostrado. Pero yo no decido". Ahora bien, Bordalás confirmó que Wass no se ha declarado en rebeldía y no ha dicho "o me voy o no juego".

"Eso no me lo ha trasladado. Me dijo que tenía una oferta y que su idea en principio era poder marcharse. Pero vuelvo a decir una cosa, yo no decido porque yo no soy el dueño del club, soy el entrenador. Yo decido en mi parcela que es la de entrenador", zanjó.