Siete días. Una semana. Es el tiempo que queda para que se cierre el mercado de invierno en la madrugada (23:59) del 31 de enero. El Valencia encara la recta final de la ventana de enero con todo por hacer. O por lo menos, con todo por cerrar para el desespero del valencianismo y de un José Bordalás que no escondió su preocupación después de la derrota contra el Atlético de Madrid. «Quedan pocas fechas. Confiemos en que lleguen. No sé qué jugadores, pero confiemos en que lleguen jugadores acordes al nivel del Valencia. Tienen que llegar jugadores que nos mejoren. Si no nos mejoran no tiene sentido. Todos lo estamos viendo: el equipo necesita ayuda de manera urgente ayuda. Y la necesitamos desde verano. Y si no, acabaremos mal». Todo un recado al club, que llega al tramo final del mercado sin ninguna operación cerrada. El Valencia entra en los últimos siete días con un central muy avanzado, con dificultades en el mediocentro, el futuro de Daniel Wass sin resolver y un ojo en la opción de reforzar la banda.

EL CENTRAL

La prioridad ahora mismo es cerrar el fichaje del central. La operación avanzada con un ‘tapado’ del que hablaba SUPER el jueves ya tiene nombre y apellido. Ese es Eray Cömert. El central suizo de 23 años del Basilea es el elegido para reforzar el centro de la defensa y puede ser el primero. La negociación está encarrilada y la voluntad del club es cerrar el fichaje en breve para que se incorpore cuanto antes a las órdenes de Bordalás. Eray cuenta con el beneplácito del técnico, aunque no es su perfil idóneo. El técnico hubiera deseado a un futbolista más curtido con experiencia en LaLiga española. A favor del entrenador juega que el suizo podría reencontrarse en el centro de la zaga con Omar Alderete rememorando la exitosa pareja que ambos formaron en las filas del Basilea cuando se enfrentaron en la eliminatoria de la Europa League contra el Getafe del propio Bordalás. En contra del futbolista juega su falta de ritmo de competición. El suizo de origen turco no juega desde que se negó a renovar. Disputó su último partido el pasado 4 de noviembre contra el Omonia Nicosia en la Conference League. Hace casi tres meses. Todas las partes están en permanente contacto para cerrar el acuerdo (cuatro temporadas) y que el central suizo pueda tomar un vuelo con dirección a València. Descartados Aridane Hernández (Osasuna), Álvaro González (Olympique de Marsella) y Óscar Mingueza (Barça), no hay tiempo para más.

Eray Cömert, candidato para fichar por el Valencia CF SD

EL MEDIOCENTRO

El fichaje de Eray está encaminado. El Valencia respira optimismo en la llegada del central. Más complicada está ahora mismo la incorporación de un mediocentro que permita al equipo dar un salto de calidad. El club tiene alternativas trabajadas, pero ninguna encaja en el perfil económico y deportivo que se busca. Descartado Mubarak Wakaso (Shenzhen FC), uno de los nombres que sigue encima de la mesa es Amadou Diawara. El mediocentro de la Roma es uno de los descartes de José Mourinho, todavía no ha encontrado equipo y es una de las posibilidades abiertas. Okay Yokuslu (Celta de Vigo) está cerca de convertirse en el cuarto fichaje del Getafe. La llegada del mediocentro está bloqueada a la espera de comprobar el desenlace del ‘caso Wass’. El danés está dispuesto a jugar en el Atlético y con su decisión de no viajar al Wanda dejó claro que forzará su salida hasta el último día. El Valencia no cambia su postura. Solo dejará marchar a Wass si Miguel Ángel Gil Marín sube la oferta por encima de los dos millones y el propio Valencia encuentra un recambio de garantías. Algo que con el paso de los días se está convirtiendo en más difícil.

LA BANDA

El Valencia apura los últimos días de mercado con un ojo puesto en la posible llegada de un jugador de banda. El club peina el mercado en busca de oportunidad de última hora. La posibilidad de incorporar un extremo está abierta. En punta de ataque no se esperan movimientos. El Valencia sigue considerando que Maxi Gómez es un jugador importante y solo se plantearía su salida en caso de una oferta importante que es muy improbable ahora por la devaluación del futbolista en el último año.