"Tras la firma del acuerdo con CVC ya contamos con parte de esa inyección económica. Por eso, en el caso del Valencia CF, tan pronto las administraciones les otorguen esos permisos podrán contar con la liquidez llegada por parte de LaLiga Impulso. Eso les va a permitir comenzar las obras el último trimestre de este 2022 y llevarlas a término en el año 2024".

Con esas palabras, Javier Tebas dejaba claro que confiaba al máximo en Meriton para terminar el estadio. Incluso pidió que "instituciones, medios de comunicación y en general la sociedad valenciana empujen en pro de la consecución de este estadio tan necesario para el club y beneficioso para todos". Es decir, el presidente de LaLiga metió presión a todos menos Meriton para terminar el estadio.

En la jornada de este miércoles, Sandra Gómez ha apuntado directamente al presidente de LaLiga por sus palabras. De manera directa y concisa le ha mandado un dardo por esas declaraciones en el comunicado y deja claro que no entiende cómo se 'moja' tanto con el Nuevo Mestalla. "Zapatero a tus zapatos. Yo no opino sobre la organización de LaLiga y agradecería al presidente de LaLiga que no opine sobre licencias", señaló.

Tebas, que reconoció que iba a ser un gran estadio, ha encontrado respuesta también en Sandra Gómez sobre todo lo que le falta al feudo valencianista para ser considerado de cinco estrellas. "La normativa en su día hablaba de unas características de amplitud, aforo, servicios... Llegar a ese nivel tenía un coste al que la administración quiso ayudar al Valencia a llegar con la ATE con derechos urbanísticos que se monetizan para acabar un estadio que debía tener unas características concretas", destacó.