Lo que faltaba para alimentar las sospechas de una persecución por parte de la Federación. El Juez Instructor de la RFEF ha propuesto al Comité de Competición una sanción de cuatro partidos para José Luis Gayà por sus críticas al arbitraje de Melero López en el Valencia-Osasuna de Mestalla del pasado 16 de abril. El Comité de Integridad de la RFEF abrió un expediente sancionador al futbolista por sus declaraciones a pie de campo contra el estamento arbitral. Casi un mes después, la RFEF se ceba con el Valencia y echa más leña al fuego a la guerra abierta con la entidad de Mestalla. La tensión es máxima y se une a los polémicos arbitrajes que arrastra el equipo durante los últimos meses con la demanda por el reparto del dinero de la Supercopa de España de 2019 en medio del conflicto. 

¿Pero qué dijo exactamente Gayà para que el juez instructor solicite una sanción de cuatro partidos? Estas fueron sus palabras después de un arbitraje injusto contra Osasuna: «Parece que el VAR no funciona a favor del Valencia. Más que el VAR a mí lo que me llama la atención es que en el descanso nos acercamos a hablar con el árbitro y él nos dice que si hubiera pitado el penalti el VAR se lo habría quitado. No lo entendemos, nos ha pasado en más de una ocasión y parece que aquí no pasa nada, es una acción que cambia el partido. No quiero poner excusas pero son acciones que se repiten mucho y me llama la atención lo que nos dice el árbitro. Es la tónica que llevamos esta temporada. Le tienen que avisar de un penalti clarísimo. El árbitro lo ha visto y no ha querido pitarlo. Lucharemos contra todo y seguiremos adelante. Tampoco puedes decir nada porque te sacan amarilla como a mí al final. Hacen lo que quieren», afirmó el capitán.

LA RESPUESTA DEL VALENCIA

La reacción del club a la propuesta de sanción no se hizo esperar. El club emitió un comunicado oficial anunciando que presentará alegaciones. Los servicios jurídicos tienen diez días para presentar un recurso. «El Valencia presentará alegaciones ante la propuesta de sanción de cuatro partidos a nuestro capitán, José Luis Gayà, por parte del Juez Instructor de la RFEF. El Valencia defenderá hasta el final a su capitán ante esta injusta propuesta de sanción. Gayà viene de dos partidos de sanción por la injusta expulsión del Derbi por una agresión a Jorge Miramón que nunca existió. De confirmarse los cuatro partidos de castigo, el lateral izquierdo arrastraría el castigo a las primeras jornadas LaLiga 22/23. Solo quedan dos jornadas ante Espanyol y Celta para el final del campeonato. 

El capitán del Valencia CF, José Luis Gayà Francisco Calabuig

LOS PRECEDENTES EN LA LIGA

La temporada está llena de críticas arbitrales de entrenadores y jugadores que no han recibido ningún tipo de castigo. No hay que remontarse mucho para encontrar caso muy similares. Iago Aspas se mofó del arbitraje de González Fuertes en el último Celta-Real Madrid después de que anulara un gol al cuadro local y pitara tres penaltis a favor de los visitantes. «Solo le faltó pitar otro (penalti) para que lo tirase Pablo (el árbitro). Parecía que buscaba al hat-trick de Benzema», dijo. El procedimiento fue el mismo. Integridad de la RFEF, junto al CTA (Comité Técnico de Árbitros) denunció las críticas de Aspas y pidió sanción de mínimo 4 partidos por cuestionar «la imparcialidad y honradez» del árbitro. El Celta, como ahora el Valencia, presentó alegaciones, Competición desestimó la denuncia y archivó la causa. 

Lo mismo sucedió con Gerard Piqué la temporada pasada. Sus críticas al estamento arbitral al ‘youtuber’ DjMario provocaron una denuncia por parte del Departamento de Integridad de la RFEF. «El 85% son del Madrid. ¿Cómo no van a pitar a favor del Madrid? Aunque sea inconscientemente, ¿cómo no van a tirar más de un bando que del otro?», dijo el azulgrana. Dos semanas después, Competición desestimó la sanción. Si castigan a Gayà no será una injusticia. Será un escándalo.