Cómo hemos cambiado. Hoy se cumplen solamente tres años de la última vez que el Valencia CF certificó su clasificación para competición europea. Fue en el estadio José Zorrilla y contra el Real Valladolid en la última jornada de Liga, a la que el conjunto valencianista llegaba empatado a puntos con el Getafe, pero dependía de sí mismo por el golaveraje.

El equipo, comandado por Marcelino desde el banquillo, se impuso a los vallisoletanos por cero goles a dos gracias a los tantos conseguidos por Carlos Soler y Rodrigo Moreno. Este triunfo puso la rúbrica a una segunda vuelta estelar, en la que el equipo remontó una primera cargada de empates y que generó dudas. El mensaje de Dani Parejo a mediados de curso fue una declaración de intenciones muy clara y el equipo acabó no solamente clasificándose para la Liga de Campeones, sino también ganando la final de Copa del Rey días más tarde.

La última vez

Lo que parecía ser el principio de una época gloriosa con el Valencia preparado para dar el salto a luchar por objetivos mayores, tal y como han reconocido los diferentes integrantes de aquel vestuario, acabó siendo el principio del fin. Desde entonces, el conjunto de Mestalla encadena tres temporadas sin clasificarse para competición europea, una sequía que no sufría desde los años 80 con el descenso a Segunda División.

La falta de participación en competiciones europeas, además, está llevando al club al colapso económico. La partida de ingresos por 'Competiciones' ha quedado prácticamente seca y los derechos de televisión son el único palo que aguanta la vela, pero cada vez con menos entereza, ya que las últimas clasificaciones ligueras están diluyendo el peso del Valencia en el reparto.