El Nou Mestalla sigue alimentando la bronca política. En este caso entre Sandra Gómez y Compromís. «No creo que sea un cambio sincero, más bien forzado por la opinión pública. Pero dicho esto, bienvenido sea», comentó la vicealcaldesa respecto a Compromís en la rueda de prensa de la comisión de urbanismo. 

En relación al nuevo estadio, Sandra Gómez defendió que su postura respecto al proyecto presentado por Meriton siempre ha sido reacia al considerarlo «low cost» y que «no estaba a la altura» de lo exigido. «Mi opinión es la que es porque yo lo he vivido, he vivido aquí dos años en dónde yo de forma clara siempre expuse cuales eran las circunstancias, siempre transmití que no veía clara la voluntad de iniciar las obras, y cuando se presentó el proyecto era obvio que era un proyecto low cost, que no estaba a la altura de lo que se exigía legalmente. Y lo expliqué, está en todos mis informes, y dada esa opinión se me vetó públicamente de una reunión dónde se iba a hablar de todo esto».

Por otro lado, la edil del Partido Socialista recriminó al Presidente de les Corts haber revelado ciertas comunicaciones internas con el club: «El presidente de les Corts anunció en un medio la respuesta que me iba a dar a mí el Valencia, a mí en persona, a Urbanismo, y está todo en la Hemeroteca. No puedo hace otra valoración, y lo siento. El presidente de les Corts en otra entrevista en otro medio de comunicación en voz de Meriton anunció la respuesta que me iba a dar a mí».

Añadió que el Presidente tendría que explicar «por qué tenía esa capacidad de hacer anuncios que contestaban a las administraciones públicas. Por qué él contestaba en una entrevista a la administración pública siendo altavoz de una empresa privada, por qué seguían insistiendo en que había que prorrogar sin condicionar la ATE, por qué hacían anuncios de cuando iban a comenzar las obras».

Por último, reflejó que «son ellos también los que tienen que dar una explicación, no sólo Anil Murthy» sentenció la vicealcaldesa de València.