Rafa Marín, director de Superdeporte, ha visitado esta mañana el plató de À Punt para debatir, en directo en el magazín A La Ventura, sobre el cese de Anil Murthy como presidente del Valencia CF.

Los audios publicados por Superdeporte fueron claves junto a la presión del valencianismo para sacar al directivo de Mestalla, pero Marín avanza que todavía queda mucho trabajo por delante para seguir limpiando, como bien propone la #SUPERPortada de este martes, el club.

"Con los audios publicados en SUPER hemos conseguido precipitar la marcha de Anil, sí", aseguró el director de este periódico. "Fueron el principio del fin de Anil", avanzó, aunque la realidad es que más pronto que tarde su mandato de Anil en la entidad estaba condenado a morir por la constante presión social del valencianismo, harto de su gestión, y la erosión diplomática con las autoridades políticas.

"Anil se cerró las puertas de las instituciones cuando dijo que denunciaría a la Generalitat. Lo que pasa es que al día siguiente Anil se iba a referir a su jefe como un aficionado, un hooligan, y le llamó senil. Ahí es donde se acaba su etapa como presidente".

¿Y ahora qué?

Ahora bien, como bien avanzó Marín, el cese de Anil corresponde a una maniobra de Lim para intentar "ganar tiempo". "Hay un punto relevante en el comunicado y es cuando hacen referencia al estadio, que es la última baza que le queda para hacer negocio (de cara a una futura venta). Si se mantiene el bloque político contra Meriton no le quedará otra que plegar velas e irse, porque él (Lim) de Singapur no se mueve", avanzó el director de SUPER.

Es por eso que ahora, más que nunca, es momento de estar "con la guardia alta". Esto no ha terminado. El mal mayor es Meriton y sigue presente en el Valencia CF. "No hay motivos para estar esperanzados. Entiendo a los aficionados que se han quitado un peso de encima con al salida de Murthy, pero hemos de estar con la guardia muy alta", expresó Rafa Marín.

¿Miedo a la denuncia del Valencia CF en SUPER?

"Absolutamente no tenemos ninguna noticia de esa 'denuncia' quitando esa amenaza (del primer comunicado). Ya el segundo día cambiaron el discurso y nos acusaron de colaborar con criminales. Y ayer, en el último comunicado, desde Meriton ya se desmarcan de Anil. Estamos muy tranquilos", explicó Marín sobre la denuncia que supuestamente iba a emprender la entidad contra este periódico por la difusión de los audios.

El trabajo del equipo de Superdeporte

"Los trabajamos mucho y solo publicamos la parte que tenía que ver con el día a día del club y con todo lo deportivo. Desde el club siempre ha habido un interés de hablar de una reunión, nosotros no entramos en eso. Nosotros sabíamos que no íbamos a revelar nada nuevo, pero sí aportar la carga de pruebas de lo que estaba ocurriendo. Fue la chispa que faltaba para encender la mecha de una manifestación que dio la vuelta al mundo. El tiempo nos ha dado la razón", zanjó Rafa Marín.