Ya con José Bordalás fuera del equipo de manera oficial y tras la correspondiente rueda de prensa de despedida que tuvo lugar el lunes, el Valencia CF tiene vía libre para anunciar y presentar al que será el próximo entrenador, a priori, durante las próximas dos temporadas. Gennaro Gattuso aterriza este jueves en València tras un año sin sentarse en los banquillos. El nuevo jefe de filas de Mestalla llegará acompañado de su cuerpo técnico, que trabajará con él mientras dure su aventura en el Valencia. El equipo de Gennaro conocerá las instalaciones de la Ciudad Deportiva de Paterna antes de ser presentado oficialmente.  

Con los futbolistas del primer equipo todavía de vacaciones desde el partido contra el Celta correspondiente a la última jornada de la pasada liga, el primer contacto entre el míster y su plantilla se hará esperar hasta que el Valencia retome la actividad para preparar una pretemporada que se antoja difícil. 

Aún sin ser oficial, Gennaro Gattuso, junto al agente portugués Jorge Mendes y el propietario del club Peter Lim, lleva trabajando en su nuevo club varios días, en concreto desde que se iniciaron las reuniones en Singapur para que la leyenda rossonera recibiera (y diera) el OK definitivo para coger las riendas del Valencia CF en su situación actual. En clave únicamente deportiva, planificar la pretemporada junto a los mandatarios de la entidad será una de las primeras tareas como entrenador blanquinegro. 

Sujeto a necesidades evidentes en el mercado de fichajes

Más allá de aspectos sujetos únicamente a lo futbolístico, el desembarco de Gattuso llega condicionado inevitablemente por las ventas necesarias que debe hacer el club. Bordalás, en una de sus últimas ruedas de prensa antes de ser despedido, confesó que el club le había trasladado la «necesidad de vender por valor de 65/70 millones de euros».

La llegada del italiano no ha alterado los planes ni mucho menos. Gennaro sabe que llega a un equipo cuyas principales estrellas están casi destinadas a hacer las meletas este mismo verano para cuadrar las cuentas. En ese escenario, Guedes y Carlos Soler ocupan ahora mismo la primera fila en la rampa de salida.

Sin olvidar a José Luis Gayà, que incluso ha sido ofrecido a algunos equipos como el FC Barcelona y tampoco se descarta una venta este periodo de fichajes estival. Otra operación a priori más sencilla es la de Cillessen. El neerlandés parece el más próximo a salir ahora mismo.

Ante semejante escenario, Gattuso deberá ponerse el mono de trabajo para, en primer lugar, planificar el mercado de fichajes y salidas lo más sensatamente posible junto al club. Y en segundo lugar, poner su granito de arena para que dicha planificación termine en buen puerto y no se encalle a las primeras de cambio.