Gennaro Gattuso ha comenzado con buen pie su andadura como técnico del Valencia. Todavía es muy pronto para aventurarse a decir que será un técnico que cale en sus jugadores, pero el primer input de la plantilla en clave interna es bueno. Los jugadores valoran el gesto del italiano de coger el teléfono y llamar a todos y cada uno de los miembros del vestuario. Desde los capitanes José Luis Gayà, Carlos Soler, Jaume Domènech y Gabriel Paulista hasta los canteranos que arrancarán la pretemporada en dinámica de primer equipo. La plantilla agradece su manera de empezar directo, de cara, con respeto y preocupación en lo personal y destaca un aspecto por encima del resto: «Se nota es que entiende los códigos y que ha estado en vestuarios potentes». Solo es una primera sensación generalizada de los jugadores, pero no es poco. De momento, ya es un buen punto de partida.  

Gattuso llamó por teléfono a todos los jugadores el viernes, tal y como informó la Cadena COPE. Según ha podido saber SUPER, el técnico se presentó a sus jugadores, se interesó por las situaciones personales de cada uno y se puso a disposición de todos desde ya para cualquier cosa que necesiten de él o de su cuerpo técnico a todos los niveles. Lo que más llamó la atención a los jugadores fueron los mensajes de apoyo y ánimo que recibieron. El italiano quiso, a través de un mensaje positivo frente a la negatividad del proyecto, darles confianza desde el primer día, levantar el ánimo y reforzarlos después de una temporada difícil. 

Rino entiende a los jugadores y ya ha empezado a trabajar desde sus experiencias como profesional del fútbol. Que son muchas porque colgó las botas después de una brillante etapa con el Milán y con la Selección Italiana campeona del mundo en 2006. Quienes le conocen hablan de su capacidad de liderazgo para convertir el vestuario en una «familia» y la «unión» como pilar fundamental de sus equipos. De momento, su primer movimiento como técnico del Valencia ha sido presentarse y tratar de conectar con sus jugadores vía telefónica, excepto los lesionados Hugo Guillamón y Toni Lato. 

Gattuso ya reconoció en su rueda de prensa de presentación que le gusta hablar y bromear con sus jugadores siempre y cuando sean profesionales en el campo. «Me gusta mucho escuchar a mis jugadores y hablar con ellos, pero con la condición es que en el campo siempre sean profesionales. Fuera puedo aceptar errores, podemos bromear. Pero en el terreno de juego es necesario la máxima profesionalidad. Es sagrado el entreno para obtener resultados en el campo», explicó.