El valencianismo hace mucho tiempo que dejó de creer en Peter Lim. Ni siquiera sus últimos cambios en el organigrama del club han cambiado la opinión de la gente. La afición del Valencia desconfía del máximo accionista y de su proyecto económico y deportivo. El único clavo ardiendo al que se agarran es la llegada de Gennaro Gattuso al banquillo. El técnico italiano ha conseguido transmitir en sus primeros días como valencianista y se ha convertido en una de las pocas esperanzas de una afición que cruza los dedos para que el fichaje del italiano salga bien y, al menos, sepa imprimirle al equipo su temperamento. La gente siente la necesidad de creer en el calabrés. No le queda otra. Rino es el consuelo de un valencianismo que mira al futuro con excepticismo. 

SUPER pulsó la opinión de la afición en la fiesta del sector 8 de l’Agrupación de Penyes que tuvo lugar en el casal de la Falla de La Plaça del Cid de Algemesí. Gattuso ha empezado a calar. Eso sí, de momentos, más por necesidad que por convicción. «Gattuso en principio parece que va a ilusionar, como entrenador tiene ya algunos éxitos, veremos cómo trabaja pero puede ilusionar a la gente», decía David de Carcaixent. «Gattuso me parece un tío con carácter y espero que sepa imprimir ese carácter a la plantilla», decía en la misma línea Rafa de Carcaixent. Para Enrique de Algemesí es un buen entrenador, aunque asume que necesitará un tiempo de adaptación.

«Gattuso me parece un tío con carácter y espero que sepa imprimir ese carácter a la plantilla»

«Gattuso es un buen entrenador por su historial, pero tiene que adaptarse al fútbol español y en concreto al carácter de la afición del Valencia». También Jesús de Aigües Vives cree que se ha acertado. «Gattuso es un buen fichaje, pero hay que ver los resultados. Esperamos que el año que viene sea mejor que este año». Eugenia de Alzira avala su fichaje siempre que ponga a los jugadores en raya. «Por ahora su fichaje me parece bien, tiene que poner a los jugador en línea». Hay aficionados que consideran arriesgado el fichaje del italiano, pero le tienden la mano y le desean lo mejor. Es el caso, por ejemplo, de Santiago de Sueca. «El fichaje de Gattuso me parece un poco arriesgado, pero vamos a confiar en él hasta que se demuestre lo contrario». Lo mismo piensa Agustín de Aigües Vives, aunque reconoce que lo va a tener muy difícil como le ha pasado a otros entrenadores en la historia reciente del club. «Creo que es una prueba arriesgada, le deseo lo mejor, pero lo tiene muy difícil en el Valencia». Enrique de Benicull espera que el italiano sea quien devuelva la ilusión al valencianismo. 

«Gattuso yo creo que es una incógnita, no sabemos mucho de este entrenador, tenemos que ver lo que nos demuestra y lo que sabe hacer y darnos un poco de ilusión porque la tenemos totalmente muerta». El italiano, ya sea por su recuerdo como futbolista o por su fútbol vistoso y sus éxitos recientes como entrenador en el Nápoles, ha generado una cierta esperanza. Aunque algunos prefieren esperar a final de temporada y echan de menos la figura de José Bordalás. «La llegada de Gattuso no me parece ni bien ni mal, yo hubiera continuado con Bordalás porque ya conocía a la plantilla, pero a final de temporada veremos», decía con cautela Serafín de Sueca. 

"Los cambios de Lim son un lavado de cara, además nos están vendiendo la moto con nombres de jugadores que va a venir, hay que recordar que está la campaña de abonos... pero todos sabemos la realidad del Valencia"

El valencianismo tiende la mano a Gattuso. Quien lo tiene imposible es Peter Lim. El máximo accionista ha agotado su crédito y no tiene credibilidad ante la gente. Para muchos aficionados, sus últimos cambios son más de lo mismo. Lo explica Serafín. «Los cambios de Lim son un lavado de cara, además nos están vendiendo la moto con nombres de jugadores que va a venir, hay que recordar que está la campaña de abonos... pero todos sabemos la realidad del Valencia». «No creo que los cambios vayan para bien», asume Eugenia. Como Rafa. «Tengo mis dudas con los cambios de Lim». Agustín no se cree el proyecto de Lim y está convencido de que otra mala planificación deportiva pasaría factura. «No me creo el proyecto de Lim. Tú puedes vender a un jugador en concreto, pero no al que te compren. Todos los equipos se preparan y si tú no haces los deberes se pasa factura». David asegura que están muy «escaldados» con Lim y lanza un aviso: Hay que estar muy encima de ellos. «Estamos muy escaldados con los cambios. ‘Gat escaldat no vol l’aigua calenta’. Hay que dejarles tiempo, pero hay que estar muy encima», decía. El sentir es unánime. «No confío en Peter Lim, el tiempo dirá si pasa lo de años atrás o nos equivocamos nosotros», reflexionaba Santiago. Enrique prefiere ver el lado bueno, por llamarlo de alguna manera de los cambios: Peor que antes no se puede hacer. «Más mal no lo puede hacer, ha tirado a un presidente inepto que no valía para nada y supongo que será para bien», decía. 

Fiesta y exposición histórica JM López

Fiesta y exposición histórica

La afición debatió sobre los tema de actualidad del Valencia, pero sobre todo hizo valencianismo y disfrutó de una jornada de convivencia entre las peñas del sector 8. Algo que no se producía desde 2019. Justo antes de la pandemia. La fiesta, celebrada en el casal fallero de La Plaça del Cid de Algemesí contó con la presencia de más de un centenar de valencianistas de hasta nueve peñas diferentes: la organizadora El Tiró de Algemesí, Tumbaos de Algemesí, Xe Mel de Benicull, Pet i Traca de Carcaixent, Benimuslem Che, Alzirenya, Aigües Vives, Che Collons de Sueca y Alcalans. La fiesta contó con campeonatos de truc, dominó y futbolín, sorteos y paella para comer. La gran atracción fue la exposición histórica de Enrique Colomer. El presidente de la peña organizadora El Tiró y fundador de l’Agrupació de Penyes entre 1981 y 1982 con motivo del Mundial de España en Mestalla, presentó en sociedad su valiosa colección de objetos del Valencia que ha recopilado durante los últimos 40 años. Enrique hizo volar en el tiempo a los peñistas con su colección de camisetas, bufandas, banderas, pases, escudos, tarjetas de presidentes, fotos de jugadores firmadas, carteles de partidos, entradas de finales, recortes de SUPER, pósters de plantillas y un sinfín de recuerdos. Como los estatutos originales de l’Agrupació que Enrique le regaló al presidente Fede Sagreras.