El nuevo proyecto del Valencia CF arranca heredando los desfases estructurales del pasado. En las primeras semanas de verano el mercado no se ha movido en ningún sentido y Gennaro Gattuso empezará a trabajar con un plantel que registra vacíos estridentes, tanto a nivel posicional como de perfiles. El técnico arranca con la friolera de cuatro porteros y ningún extremo puro, quizás el mejor reflejo del estado de un equipo que necesitará de la masiva presencia de la cantera durante las primeras semanas de trabajo de pretemporada. 

En defensa los laterales están muy bien cubiertos, pero en el eje de la zaga hay más problemas. La decisión de no comprar a Omar Alderete ha dejado al equipo sin un titular atrás y sin ningún marcador central zurdo. Gabriel Paulista y Mouctar Diakhaby parten como titulares mientras que Cristhian Mosquera sigue quemando etapas, pero todavía es muy joven y la adaptación de Eray Cömert ha sido muy complicada en sus primeros seis meses en Valencia. Esta demarcación lleva años marcada en rojo y el hecho de que el paraguayo no se haya quedado no hace más que agravar la situación de una zona clave en el terreno de juego. Para compensar este déficit, de momento Gattuso ha reclutado a dos chicos del Mestalla como son Rubén Iranzo y Facu González, dos defensores de estilos distintos a la espera de los fichajes. 

Equipo que tiene el Valencia CF en el momento de iniciar la pretemporada Alfredo Ruiz

La herencia de la medular

La situación del centro del campo es todavía más grave que el verano anterior, ya que esta vez no está tampoco Daniel Wass, que fue sustituido por un cedido en enero. Hugo Guillamón es el único ‘6’ posicional, pero no tiene reemplazo y ninguno de los otros centrocampistas es un ‘8’ creativo, más bien perfiles híbridos o ‘box to box’. Con el futuro de Soler en el aire, además, la necesidad de remodelar la medular es imperiosa. Por número de efectivos, por calidad para jugar en el Valencia y también por carencia de perfiles. De la cantera emergen Yellu, para ayudar a dotar de músculo y versatilidad a la base del centro de campo, y también Pablo Gozálbez, perfil más cercano a un mediapunta y que puede retrasar su posición para mejorar la circulación. 

Sin extremos, todo a Paterna

Yunus Musah, un lateral adelantado o un delantero caído a banda son los únicos tres recursos que tiene Gattuso para las bandas, pero ninguno de ellos es un perfil natural. El Valencia no tiene extremos después del fin de contrato de Chersyhev y el fin de cesión de Helder Costa y Bryan Gil deja al equipo huérfano por los costados y obliga a fichar a varios jugadores en este mercado. De momento Fran Pérez y Hugo González son los reclutas del entrenador para paliar este vacío. Ambos son primeros espadas en la Academia y tendrán semanas para ganarse minutos esta temporada. 

Cuatro delanteros 

Y del desierto en las bandas a la hiperpoblación de la delantera. Hugo Duro parte como el jugador más reforzado tras su rendimiento el pasado curso y Manu Vallejo está en la rampa de salida. Maxi Gómez y Marcos André parten, en principio, como los dos aspirantes a quitarle al ‘19’ la titularidad.