Salva Ballesta, exfutbolista del Valencia CF, ha concedido una entrevista en VCF Media hablando del fichaje de Samu Castillejo por el club de Mestalla. El exjugador, ahora técnico, tuvo a sus órdenes al extremo malagueño en su día, cuando tomó las riendas del Atlético Malagueño (filial del Málaga).

"Cuando llegué como entrenador el Atlético Malagueño, una de las ideas del director de la academia y su secretario técnico era la de prescindir o ceder a Samu y a Juanpi. Yo me fui al despacho y les dije que si los quitaban del proyecto no quería coger el equipo. No entendía la decisión de sacarlos", expresó Salva Ballesta, recordando que desde la dirección deportiva del Málaga consideraban por aquel entonces que lo mejor era cederlos. Tanto Samu como Juanpi acabaron jugando en el primer equipo de La Rosaleda.

Salva Ballesta, por tanto, avala el fichaje del extremo, a quien le ve diferencial en todos los sentidos. "A nivel humano, Samu es un chaval sensacional, super equilibrado y con una familia que le hace mucho bien. Luego, a nivel futbolístico, es un jugador diferente. Es un futbolista de regate, de velocidad, que te puede jugar en varias posiciones. A mí me gusta mucho y LaLiga le viene muy bien. Es un jugador infinitamente más maduro que cuando yo lo entrené. He tenido contacto con él y me alegra su fichaje, porque no va a hacer más que engrandecer LaLiga", aseguró.

Además, el técnico considera que el atacante llega a Mestalla en un gran momento después de adquirir más madurez en Italia. "El hecho de pasar por el fútbol italiano hace que el jugador madure. Es un fútbol fuerte y físico al que es difícil adaptarse. Viene con experiencia y galones. Es un chaval que habla en el campo y que en el vestuario es amigo de sus amigos. Va a aportar muchísimo y va a caer fenomenal a la afición del Valencia", añadió.

En cuanto a su perfil, Ballesta afirmó que le gusta más "en la banda derecha" porque "Samu lee muy bien el fútbol". "Es un jugador eléctrico y provoca muchas acciones a balón parado", expresó sobre su fútbol. "La pide y encara continuamente. Ha estado en equipos de peso y que generan tensión y Samu está capacitado", amplió.