El Valencia continúa trabajando en el mercado de fichajes tanto en la operación salida como en el plano de las incorporaciones. Con algunos problemas en ambas, todos relacionados con el tema económico, el cuadro de Mestalla necesita afinar el tiro y aprovechar oportunidades de mercado, como la de Samu Castillejo, uno de los más destacados en el primer partido de pretemporada. El andaluz, que llegó gratis, ya ha ilusionado a la afición con sus primeros minutos, en los que ya dejó una asistencia. Por eso el Valencia está intentando realizar operaciones de bajo coste pero que encajen en el estilo y la idea de Gattuso. Y ahí aparecen dos nombres: Rodrigo Riquelme y Tiémoué Bakayoko.

El primero de ellos ha sido uno de los mejores futbolistas de la categoría de plata. Centrocampista ofensivo y capacitado también para jugar por fuera, Riquelme es propiedad del Atlético, que está trabajando en su renovación para alargar su contrato y cederlo a un equipo de Primera. En el Wanda Metropolitano confían muchísimo en su nivel y no tienen en mente dejarlo marchar como traspaso, algo que sin embargo no dificulta la operación. En estos momentos, en Mestalla se está tratando de acercar posturas con una cesión (todavía no está decidido qué variables tendrá la misma).

Te puede interesar:

Gattuso necesita jugadores con esa capacidad de llegada y que puedan trabajar tanto en un 4-2-3-1 como en un 4-3-3. Tras un paso por el Bournemouth de Championship y el Mirandés, en LaLiga Smartbank, Riquelme está preparado para el salto a la élite y son varios los equipos de Primera que están peleando por su cesión, entre ellos uno de los equipos recién ascendidos.

Por otra parte, la figura de Bakayoko está encima de la mesa desde la llegada de Gattuso, quien ya lo tuvo en el Milan y también en el Napoli. Su fichaje además coincide con esa necesidad que tiene el Valencia CF en el centro del campo y que el propio técnico italiano ha trasladado a Sean Bai y a Corona. Urge encontrar varias piezas en esa parcela (con el posible fichaje de Bakayoko no se descartarían otras operaciones ahí) y el contexto obliga a acertar con los refuerzos. Aunque el jugador está cedido en el Milan, con el que le queda otro año de cesión, el Valencia ya ha contactado con el Chelsea también para tratar de 'atacar' su incorporación. De hecho, durante la operación Samu Castillejo, el Valencia preguntó al Milan cuál era su situación y qué pensaban hacer con el centrocampista francés.