Este viernes ha tenido lugar la necesaria reunión entre Valencia CF y el Ayuntamiento con motivo de la caducidad de la ATE. A la salida de dicho encuentro, las diferentes partes comenzaron a mostrar sus impresiones ante los medios de comunicación. Layhoon aseguró que se mostraba confiada aunque se ha dado "un pequeño paso atrás". Por su parte, Joan Ribó, alcalde de València, dejó claro que el estadio debe ser para "70.000 personas", mientras que Sandra Gómez, vicealcaldesa, hablaba de que “no es el momento de las rebajas”.

También habló a la conclusión de esa reunión la concejala de espacio público, Lucía Beamud, que se mostró muy firme a la hora de indicar que “no queremos rebajar ninguno de los condicionantes que están en la ATE. Esa es una condición muy importante”.

“La afición del Valencia CF, los valencianos y valencianas se merecen un estadio como toca, a la altura de la ciudad de València, y por ese motivo esas condiciones que son de la ATE no se pueden rebajar de ninguna de las maneras”, insistió Beamud ante los medios de comunicación.

Además, y como también hizo Joan Ribó, confirmó que existe un problema importante entre el Ayuntamiento de València y el club de Mestalla por el polideportivo de Benicalap.

Hay un tema que para nosotros es capital, y es el hecho del polideportivo de Benicalap. Se desprende de uno de los convenios que firmó el Ayuntamiento de València como una de las condiciones más relevantes, de hecho así se establecía pues era importante para poder defender esas dotaciones públicas de los barrios, concretamente en el barrio de Benicalap”, dijo la concejala de espacio público.

Por eso este es un tema del que vamos a hacer un seguimiento exhaustivo. Vamos a continuar, siempre lo hemos dicho, esta es una carrera que es larga, pero que se ha de correr siempre sin pausa”, concluyó Lucía Beamud.