El mercado de fichajes atraviesa por horas decisivas, sobre todo en clave Valencia CF. Apenas queda un mes para que la ventana de traspasos cierre definitivamente y la secretaría técnica de Mestalla ha pisado el acelerador para poder comenzar LaLiga con el equipo más competitivo posible a las órdenes de Gennaro Gattuso.

Uno de los frentes que el club tiene abiertos es el del centrocampista. Reforzar la medular lleva siendo una prioridad del club desde hace varios años y la llegada de Gattuso no ha alterado ese objetivo. Son varios nombres los que maneja el club ahora mismo, aunque algunos son más prioritarios que otros. Es el caso de Arthur Melo, actual jugador de la Juventus de Turín. Parecía una opción casi imposible en sus inicios pero la realidad es que está más viva que nunca. Gattuso ya ha dado indicaciones de que el brasileño es su favorito para reforzar el centro del campo. Además el jugador, que busca los minutos que no tiene asegurados en Turín en vistas a llegar al Mundial, ve con buenos ojos recalar en Mestalla y ya está convencido.

En cualquier caso, lo difícil no era convencer al jugador, sino a su equipo. La Juventus está dispuesta a deshacerse del futbolista de 25 años, aunque todavía faltan pequeños flecos económicos por resolver para que el acuerdo sea una realidad. El principal escollo es el salario de Arthur, inasumible de todo punto ahora mismo por el Valencia CF. El exjugador del Barça debe dar el visto bueno a una rebaja de su salario para poder jugar este año en Mestalla. Además, el Valencia quiere que la ficha del jugador sea compartida entre ambos clubes.

Necesaria la salida de un extracomunitario

Otro de los problemas que debe resolver el Valencia si quiere incorporar, a modo de préstamo, a Arthur Melo, es el de las plazas de extracomunitario. A día de hoy, Marcos André, Maxi Gómez y Samuel Lino ocupan las tres plazas permitidas, por lo que Arthur no podría ser inscrito.

Así pues, uno de los dos '9' tendría que salir. El mejor colocado en la rampa de salida parece el uruguayo. Maxi ya dio el visto bueno a hacer las maletas cuando se intensificó el interés del Brujas en ficharlo. Además, es uno de los futbolistas que más margen salarial ocupa y su salida desahogaría las delicadas cuentas del Valencia. Sin embargo, en las últimas horas parece haberse caído su principal pretendiente. Según Matteo Moretto, el Brujas ha desaparecido de la ecuación y ya no está pendiente del uruguayo. El Valencia está bloqueado ahora mismo: sin plazas de extracomunitarios y con menos recursos económicos para atacar más fichajes.

Te puede interesar:

Lo que es evidente es que el club no puede cometer el mismo error que el verano pasado, cuando tuvo que deshacerse sin dinero a cambio de Kang In Lee, que ya no tenía sitio en el equipo con Alderete, Marcos André y Maxi en el mismo.